ROLAND GARROS

Nicolás Massú: "Thiem mejoró mucho la parte mental"

El extenista chileno entrena al austriaco desde marzo. "Tiene talento y golpes, está preparado para cosas grandes", asegura antes de la final.

Nicolás Massú
Julian Finney Getty Images

"Dominic (Thiem) ha mejorado mucho la parte mental. Siguió enfocado y concentrado pese a perder dos bolas de partido contra el número uno del mundo", dijo ayer Nicolás Massú (Viña del Mar, 39 años), exjugador chileno y único doble campeón olímpico (individual y por parejas en Atenas 2004), que desde hace tres meses ejerce como entrenador del austriaco, rival de Rafa Nadal en la final de hoy, durante la que no se espera que llueva.

Thiem trabajó hasta octubre del año pasado con el español Galo Blanco, que dejó el puesto para formar parte del equipo de Gerard Piqué en la nueva fase final de la Copa Davis. Gunter Bresnik, su técnico y mánager de toda la vida, fue quien contrató a Massú y luego se apartó totalmente de su discípulo. Nicolás debutó a lo grande, porque en su primer torneo juntos, Indian Wells, Dom levantó el título más importante de su carrera al vencer en la final a Federer. Luego ganó el Godó tras apear a Nadal en semifinales y ahora peleará por un Grand Slam.

"Los resultados de nuestra colaboración están siendo increíbles. Hablamos mucho de lo que él necesitaba. Tenemos muy buena comunicación y pensamos muy parecido. Nos gusta el saque con kick (arqueado), la derecha...", dice Massú, que empujará a su pupilo "para que haga mejor su trabajo" sin pensar en la posibilidad de que la final se hubiera cambiado a mañana. "Nos dijeron que no era posible", reveló el preparador viñamarino, que ve en Thiem, uno de los tenistas con mejor porcentaje de victorias en tierra, "una buena mezcla de juventud y experiencia por sus resultados". "El talento y los golpes los tiene y con 25 años creo que puede pelear por estar en la cima". De momento, es el segundo jugador que más veces ha ganado a Nadal en tierra por detrás de Djokovic. "Haberle vencido en esta superficie cuatro veces le tiene que dar confianza. Ahora es más regular. Está preparado para hacer cosas grandes".