Competición
  • Premier League
  • Serie A
Premier League
Serie A
Temas del día Más temas

OPEN DE AUSTRALIA

Agassi: “La nueva Davis pone un asterisco al éxito pasado”

Agassi: “La nueva Davis pone un asterisco al éxito pasado”

Graham Denholm

Andre Agassi (Las Vegas, 48 años) es el actual entrenador de Grigor Dimitrov. Habla con As sobre la nueva Davis de Piqué: “No me gusta”.

Ahora entrena usted a Grigor Dimitrov. ¿Cuál fue su visión del juego del búlgaro cuando se embarcó en su equipo y hasta dónde puede llegar?

Con respecto a lo segundo, creo va muy bien. No podría estar más encantado por cómo es como persona y lo que hemos crecido juntos rápidamente. En cuanto a la primera cuestión, no sé si quiere que sea muy técnico en mi respuesta...

Mejor lo simplificamos: ¿por qué no está haciendo las cosas que la gente pensaba que alcanzaría?

En mi opinión, hay tres estados claros del jugador en el tenis: el control, la neutralidad y la defensa. Cuando Grigor estaba en control, lo hacía con la muñeca; cuando solía ser neutral, se iba atrás rápidamente; y cuando estaba detrás, no tenía mucha transición, solo fuerza. Si te mueves bien entre estas tres partes y usas tus puntos fuertes, con tu velocidad de una manera más ofensiva, proactiva y controlada, marcas la diferencia. Hay mucho más, pero eso sería más el aspecto técnico. Debes trabajar muy duro si no lo haces de manera inteligente, y si trabajas demasiado duro, es difícil hacerlo partido tras partido. Mi esperanza es que pueda conseguirlo de forma mucho más fácil.

¿Qué parte del progreso de Novak Djokovic le corresponde a usted tras su separación? ¿Piensa que si se hubieran mantenido juntos él habría llegado al mismo punto de ahora?

Es difícil entrar en la mente de otro. Tenía la esperanza de aportar algo, pero se necesitan dos, y probablemente había muchas cosas en las que estaba forzando la enseñanza y no sé si eso lleva un tiempo procesarlo. Igual introduje más angustia en su vida, pero al final del día y en el tenis se obtienen los resultados que se merecen, y en su caso es estar al nivel más alto. Cuando comenzamos, predije que ganaría dos grandes títulos al año durante los próximos tres o cuatro cursos, y marcha al día con eso.

Muchos jóvenes han empezado a ganar. ¿Quién es su favorito de la NextGen?

No he pasado mucho tiempo observándoles. Ahora en Melbourne puedo ver a los jóvenes que en casa no tengo posibilidad de seguir, porque no dan todos los partidos por la tele, así que se me da bien asimilar lo que sé y aprender lo que no, y lo hago rápido. Estar aquí es una gran oportunidad para observar a los australianos. Van a traer un nuevo nivel de lucha y orgullo a su país. Son divertidos de ver.

¿Considera a Novak como el hombre a batir aquí?

Bueno, mi esperanza es que Grigor Dimitrov tenga algo que decir. La historia asegura que si Novak está en su mejor versión puede volver a dominar. Le encanta jugar aquí y el torneo le viene muy bien, así que, por supuesto, será el favorito.

¿Qué piensa sobre el nuevo formato de la Copa Davis?

Entiendo las metas y objetivos. Hay que esperar y comprobar si funciona o no. Pero no me gustan los cambios en el deporte que ponen un asterisco detrás de los éxitos anteriores. No me importan los cambios diseñados para mejor. Sin embargo, cuando se coloca un asterisco junto a los logros tradicionales, eso tiene implicaciones en la integridad y en la historia del deporte. La esperanza es que todos los jugadores participen, pero se están olvidando de muchas culturas y comunidades hermosas que realmente se beneficiaron de muchas maneras con el antiguo sistema. Personalmente, no me gusta nada. No me pareció mal que Wimbledon pasara de las pelotas blancas a las amarillas, que en el US Open ahora haya un día libre entre las semifinales y las finales… Para mí existen niveles de cambio que sí son más aceptables.

¿Cómo se sintió al escuchar las palabras de Andy Murray sobre su estado y al verle pelear tanto en el que pudo ser su último encuentro? Y si lo fue, ¿cómo clasificaría su carrera entre los grandes de todos los tiempos?

Es difícil poner su trayectoria en perspectiva sin pensar mucho, porque él merece esa reflexión. Pero lo que puedo decir es que nadie merece padecer dolor, no es agradable, especialmente con alguien que ha sido tan bueno como él, con lo que el tenis le ofreció y lo que él le devolvió, y lo que ha logrado. Es duro verle con dolor y si está seguro de que lo va sentir cada vez que entre a la pista, puedo entender sus sentimientos y su decisión. Lo que dijo me sonó ambiguo, y por el bien del tenis, espero que no se vaya. Pero si no está sano y le duele, le deseo lo mejor.

¿Qué opina de Nadal y de sus posibilidades en este Grand Slam?

No he visto sus dos primeros duelos de cerca, pero si está sano siempre es una amenaza, siempre lo es. Sabe cómo ganar. Probablemente sea uno de los mejores competidores que hemos tenido, así que creo que tiene buenas posibilidades.