La celebración de Muguruza: cena española y poco sueño

WIMBLEDON 2017

La celebración de Muguruza: cena española y poco sueño

Garbiñe, muy cansada, cenó con su equipo en un restaurante español. Casi no pudo dormir. Ahora, descanso en Ginebra y a preparar la gira americana en Los Ángeles.

Londres

Garbiñe Muguruza no vivió una noche loca después de ganar en la final de Wimbledon a Venus Williams y levantar su segundo trofeo en un Grand Slam. La española nacida en Caracas celebró el triunfo con una tranquila cena en un restaurante español, de nombre Cambio de tercio, con unas 15 personas entre miembros de su equipo (Conchita Martínez, Alicia Cebrián, Laurent Lafitte, Cecilia Casla, Oliver van Lindock...) y familiares y amigos de estos. También estaba invitado el tenista que ha hecho de sparring de la campeona, Matt James. Allí comieron jamón ibérico, patatas bravas, pulpo, carne... todo regado con vinos blancos y tintos. Después unos postres, y a casa sin mayores fiestas.

Después, Garbiñe no pudo pegar ojo, con los nervios aún de la final en el cuerpo, revisando lo ocurrido y preguntándose incluso si había ganado el partido... "A ver si lo voy a perder", decía casi entre sueños...

Tras la gala de los campeones, que compartirá esta noche de domingo con Federer o Cilic, Muguruza se marchará a Ginebra para descansar un par de días y luego pasará probablemente por Madrid y Barcelona antes de poner rumbo a Los Ángeles. Allí preparará la gira americana en pista dura. Aunque no ha confirmado su participación aún en ningún torneo, la previsión es que juegue, porque está inscrita, en Stanford (31 de julio al 6 de agosto), donde reaparecerá Maria Sharapova, con una invitación.

0 Comentarios

Mostrar