JUEGOS OLÍMPICOS | TENIS

Rafa Nadal inicia su maratón de tres cuadros en 8 días

Desde que aterrizó en Río, se le ha visto desprenderse del vendaje en la muñeca y subir revoluciones. “Está mucho mejor”, confirma su tío Toni.

Rafa Nadal inicia su maratón de tres cuadros en 8 días
Reuters

Rafa Nadal – Federico Delbonis en directo

Del Rafa Nadal que pisó por primera vez unos Juegos no queda casi nada, salvo su proverbial resistencia a rendirse. En Atenas 2004 llegó con 18 años de la mano de Carlos Moyá, y se despidieron en el dobles en primera ronda. Volvería en Pekín 2008, donde salió coronado campeón olímpico y número uno tras tumbar a Novak Djokovic y luego al bombardero chileno Fernando González en la final. Se perdió Londres 2012 por lesión y, cuatro años después, se planta en Río tras remontar una lesión en su muñeca izquierda que le obligó a dejar Roland Garros. Dispuesto a afrontar la triple apuesta de jugar individual, dobles junto a su amigo Marc López y un mixto explosivo con Garbiñe Muguruza, la campeona de Roland Garros. En ocho días

Desde ese 2004, al chaval que pasó inadvertido por Grecia, le contemplan 14 Grand Slams y cuatro Copas Davis. Todo el mundo le conoce en la villa y todo el mundo espera que su esfuerzo de afrontar los tres cuadros valga una medalla.

Hoy arranca su maratón. En el segundo turno de la pista 1 frente al argentino Federico Delbonis (hacia las 18:00),al que domina 2-0 en el cara a cara, y en el último de la pista 2 contra los holandeses Jean Julien Rojer y Robin Haase. Desde que aterrizó en Río, al número cinco se le ha visto desprenderse del vendaje en la muñeca y subir revoluciones. “Está mucho mejor”, confirma su tío Toni.

“Si no fueran los Juegos, no estaría compitiendo porque los plazos han sido muy justos. La recuperación es más acelerada. Sigo jugando con molestias. Pero hay que aprovechar la oportunidad”, dice Nadal, que podría cruzar en semifinales con Djokovic. Mientras cinco top-10 se han bajado de Río (Federer y Wawrinka por lesiones, Berdych y Raonic por el zika y Thiem por desinterés), el chico que vivió su bautismo olímpico en Atenas hace 14 años sigue ahí. Dispuesto a jugar lo que sea por una medalla.