Trofeo Bernabeu

TOMÁS RONCERO

Keylor no se arruga: ¡Pura vida!

No es casual que, tras cada balón que paró, la grada del Bernabéu saltase con una ovación especialmente cariñosa...

Tomás Roncero