En el Metropolitano habrá que atacar un poquito más, Cholo

El partido estaba donde quería Simeone. Había ganado a los puntos el primer tiempo porque había conseguido que el City ni le sometiera ni le tirara entre los tres palos. Tras el descanso, el Atleti mostró los dientes y lanzó sus primeros tres contraataques con el tridente Marcos Llorente, Griezmann y João Félix. Cuando el equipo rojiblanco daba más sensación de peligro llegaron los cambios. El Cholo quitó a Koke, Marcos Llorente y Griezmann y modificó su sistema inicial 1-5-3-2 por un 1-5-4-1, con João en banda izquierda defendiendo como un titán, como le gusta a Simeone. Aunque lo que mejor hace el fenómeno portugués es atacar, no defender.

El Atleti de Simeone se ha caracterizado en su década prodigiosa por penalizar los errores del rival. Esta vez el City de Guardiola penalizó el único error defensivo del Atleti, con una combinación vertical de un Rodri imperial con Foden que finalizó como el crack que es De Bruyne. Los cambios de Pep influyeron más en el resultado que los del Cholo. El primer asalto lo ganó Guardiola. El Atleti puede ganar el segundo, pero para conseguirlo en el Metropolitano el Atleti deberá tirar entre los tres palos y botar algún córner (en el partido de ida no ha hecho ni una cosa ni la otra). En la vuelta el Atleti deberá atacar más, Cholo. Un poquito más, no a lo loco, pero algo deberá atacar. Y tiene futbolistas para ello. Todos saben defender, pero también saben, y pueden, atacar, Cholo.