Sigue el Atlético de dos caras

Justo. Buen partido en el Wanda Metropolitano, con dos equipos que justificaron su posición en la tabla. La Real Sociedad es ya un conjunto muy serio, con buenos futbolistas, bien posicionado... El primer tiempo fue del conjunto vasco y el segundo de un Atlético al que parece gustarle ir por detrás en el marcador y buscar la heróica. Fue un justo reparto de puntos entre dos equipos que estarán en la parte alta de la tabla.

Tridente. Simeone sabe que tiene un gran potencial ofensivo y de inicio puso en liza a João Félix, Griezmann y Luis Suárez. El portugués está en un muy buen momento de forma y el francés anotó un doblete ante el Liverpool, por lo que el Cholo decidió mantenerles en el once. Y sumó a ellos al uruguayo. Aunque la Real supo sujetar bien a los puntas del Atlético en el primer tiempo. En el segundo las cosas ya fueron diferentes y Suárez marcó su segundo doblete de la temporada. Ya lleva seis tantos en LaLiga y uno en Champions.

En contra. La Real Sociedad estuvo más enchufada de cara a portería en el primer tiempo. Marcó al poco de iniciarse el partido y aprovechó su primera ocasión. El gran problema para el Atlético es que sucede a menudo. El Liverpool también se adelantó, por partida doble, en un muy mal inicio rojiblanco. No puede ser que los del Cholo empiecen casi por inercia por detrás en el marcador, puesto que luego eso supone hacer un esfuerzo enorme para darle la vuelta al choque. Salvó un punto el equipo madrileño, pero para posteriores partidos no puede cometer los mismos errores.

Defensa. Oblak volvió a encajar y que el esloveno vea su portería batida es algo ya habitual a lo largo de esta temporada. Simeone prefirió no arriesgar en defensa y dejó fuera a Giménez, quien arriesgó para jugar ante el Liverpool. Eso propició un cambio en el sistema de juego y los rojiblancos jugaron un 4-4-2. El conjunto de Simeone está teniendo problemas en la zaga y tendrá que mejorar mucho para no pasar tantos apuros. El Liverpool le hizo tres y la Real otros dos y así se antoja complicado ganar. Se sigue viendo un Atlético de dos caras. Bien en el ataque, muy dubitativo atrás.

Reacción. El Atlético se vio con 0-2 en el inicio del segundo tiempo y tuvo que tirar de juego, de casta, de coraje y corazón para igualar el encuentro. Por encima de todos estuvo João Félix, quien volvió a ser el mejor de su equipo. Quiso la pelota, la tuvo, la manejó, dio una asistencia a Luis Suárez y mostró algunos detalles técnicos de fuera de serie. Esperemos que no tenga ningún tipo de percance a nivel de lesión, puesto que contar con el portugués a este nivel es muy importante para Simeone. El Atlético, por otro lado, sigue sin ganar en el Wanda Metropolitano. En el feudo rojiblanco empataron ya Villarreal, Athletic y Real Sociedad. Y en Europa se llevó un punto el Oporto y los tres el Liverpool. El Atlético tiene que ser más fuerte en casa.