La España de Asensio… y de la agonía

España está viva. Cualquiera diría después de dos partidos ante Egipto y Australia que esto sería poco bagaje, pero visto lo visto se puede considerar una estupenda noticia. Y están vivos los de De la Fuente con un amplio margen de mejora, lo cual debe ser el clavo al que agarrarse. Con un partido de picar piedra y brillar poco, La Rojita se impuso a Australia y solo necesita un empate más ante Argentina para estar en cuartos.

Tiene algo esta Selección de lo que carecen muchas otras: fondo de armario. Sacar a Asensio, Bryan Gil y Rafa Mir para desatascar un partido es algo al alcance de muy pocas. Lo tres tuvieron un aporte fundamental para derribar la muralla australiana, además de la posición más centrada de Dani Olmo y la mayor puntería de Oyarzabal en el gol que supuso el triunfo.

Los motivos para el optimismo deben continuar. Ninguna gran selección está dando un rendimiento mayúsculo. Ni Brasil, ni Argentina, ni Francia, ni Alemania… Cuesta mucho que los jugadores de ligas europeas encuentren el tono físico a estas alturas de temporada. También los españoles, obviamente. Pero el pase a cuartos está al alcance y a eso debe aferrarse España. Después del sufrimiento viene la gloria…