España fue y es verdugo de Löw

España sigue siendo el verdugo de Joachim Löw. Una década después de endosar al seleccionador alemán dos de sus derrotas más dolorosas en la final de la Eurocopa de 2008 y la semifinal del Mundial de 2010, la Roja puede convertirse en la selección que ponga punto y final a la era de Löw en el banquillo alemán 14 años después. El histórico batacazo de la Mannschaft, que no sufrían una derrota por 6-0 desde 1931, vuelve a colocar a Löw al borde del abismo.

Se queda sin aliados Löw. Contaba con ellos después del batacazo tras la eliminación en la fase de grupos en Rusia 2018, por lo que obtuvo el apoyo de la federación para seguir al frente de la Mannschaft hasta Qatar 2022. Después de la debacle de ayer, la gran incógnita es quién se sentará en el banquillo alemán en la Eurocopa de 2021 tras un año negro que terminó con una catástrofe sevillana para Alemania.

Tanto aficionados como expertos (y sus jugadores) no terminan de entender por qué Löw mantiene la testarudez de no contar más con jugadores como Müller, campeón del mundo que no para de brillar con el Bayern tras convertirse en una de las víctimas de Löw después de la hecatombe en Rusia. Año y medio después, la Mannschaft sigue por los suelos. Y la gran mayoría está convencida de quién es el culpable: Löw, que vivió su enésima pesadilla espanola. Puede que haya sido la última.