De Kubala a Ansu, la España de los nacionalizados

El primer futbolista nacionalizado que jugó con España fue Kubala, que debutó en 1953. Detrás han venido casi otra docena de futbolistas, el último Ansu Fati, nacido en Guinea Bisau y criado en Sevilla y Barcelona. Por medio recordamos a los recientes Diego Costa y Marcos Senna, campeón de Europa con España. Y también recordamos a otros más lejanos que dejaron huella en la Selección,entre ellos Donato o Catanha.

Adama Traoré es un caso distinto, puesto que nació en España, en L'Hospitalet. Pero tiene un punto coincidente con Ansu Fati. Ambos llegaron a nuestro país porque sus padres vinieron aquí a ganarse la vida. Son hijos de emigrantes, trabajadores, gente que dejó atrás su tierra para hacer mejor la nuestra.