Lo más cómodo para Busquets era hacerse un Piqué

La Selección en bloque salió en defensa de Busquets, señalado porque en Alemania no tuvo su mejor día. Que Thiago diga que Busi es su referente es un detalle. Fue mucho más significativo cuando Del Bosque afirmó que si tuviera la oportunidad de reencarnarse le gustaría renacer como Busquets. Pero lo que verdaderamente llamó la atención fue cuando Luis Enrique aseguró que Sergio, como todos, tiene que estar sujeto a las críticas y aprender a convivir con ellas. Y lo dijo cuando se la habían dejado botando en el punto de penalti justamente para salir pies por alto.

Sergio Busquets.

Sobre Busquets, más allá de que es campeón del mundo, conviene destacar que sigue ahí. Para él, en la actual situación, puede que hubiera sido más cómodo hacerse un Piqué. Este fin de semana lo tendría libre, y posiblemente también una vida más cómoda en Castelldefels. Del Bosque lo reclutó tras verle manejar una Supercopa de Europa frente al entonces todopoderoso Shakhtar Donestk. En ese partido los azulgrana quedaron prendados de Chygrynskiy y Del Bosque, que fue más listo, de Busquets. Tras ese partido fue convocado para sorpresa de todos menos de AS, que fue el periódico que adelantó su convocatoria. Desde ese lejano 28 de agosto de 2009 han pasado 117 partidos para Busi, uno de los nuestros, uno de Selección.