El mundo de Roncero

El Madrid es mi razón de ser y la de millones de aficionados en todo el mundo. Cargamos una mochila maravillosa con 13 Copas de Europa y 33 Ligas. La vida sigue siendo blanca y bella...

Autor: Tomás Roncero

EL MUNDO DE RONCERO

60 años de "los mejores 10 minutos de la historia"

Justo en un día como hoy de hace 60 años, el 4 de septiembre de 1960, el Real Madrid protagonizó una de las mayores gestas de su prolífica historia.

60 años de "los mejores 10 minutos de la historia"

Justo en un día como hoy de hace 60 años, el 4 de septiembre de 1960, el Real Madrid protagonizó una de las mayores gestas de su prolífica historia. Conquistó en el Bernabéu la primera Copa Intercontinental, conocida oficiosamente como Campeonato del Mundo de Clubes. Se trataba de enfrentar al campeón de Europa (los blancos se lo habían ganado con creces al acumular cinco títulos consecutivos) con el campeón de América, en este caso el prestigioso Peñarol de Montevideo. La ida se jugó antes del verano en la cancha uruguaya, pero el campo embarrado por la lluvia deslució el espectáculo y los dos equipos firmaron un empate sin goles. Todo se decidía en un Bernabéu repleto, a rebosar. Más de 125.000 aficionados elevaron la dimensión de la cita. "Allí no cabía ni un alfiler, ni siquiera podíamos salir al servicio al estar de pie y todos apretados", me ha confesado siempre mi padre, privilegiado testigo de aquel partidazo.

A los diez minutos la final ya estaba resuelta, con un festival imparable de los anfitriones. Un vendaval de juego y de efectividad. 3-0 en menos de un cuarto de hora. Puskas y Di Stéfano hicieron diabluras con los uruguayos. El húngaro abrió la lata con un zurdazo pegado al palo. Después, Di Stéfano marcó de pícaro taconazo el 2-0. Y Puskas, de nuevo, puso su rúbrica en el 3-0 con una falta directa desde la frontal del área. Las gradas enloquecían. "Han sido los mejores diez minutos de fútbol que he visto en mi vida", me apostilla siempre mi padre. Hasta el final, otro tanto de Chus Herrera y una maravillosa vaselina de Paco Gento desde 25 metros dieron forma y brillo a ese 5-1 final que permitió al Madrid presumir de ser el mejor de Europa y del Mundo. Después han llegado seis Mundiales de Clubes más (1998, 2002, 2014, 2016, 2017 y 2018). Nadie tiene más. Todo empezó en aquella noche de septiembre en Chamartín…