Karim necesita socios

Siempre he pensado que los grandes Campeonatos los ganan los grandes futbolistas. Bajo esta premisa ha conquistado el Real Madrid sus últimas Champions, futbolistas de un nivel extraordinario, muchos de ellos los mejores del mundo en sus puestos, que desataban todo su talento en los días de la verdad.

El de Manchester era un día de esos, donde tienen que aparecer los jugadores de primer nivel para marcar las diferencias. En el partido, únicamente Courtois y Karim Benzema ofrecieron ese nivel, de los que te hacen llegar a las finales. Todo lo que pasó por los pies del delantero francés fue jugado con maestría, demostrando que es el líder ofensivo del equipo, pero estuvo demasiado solo. Rodrygo intervino con éxito en la jugada del gol pero de momento es intermitente y Hazard ha completado una temporada decepcionante.