Mismo Cristiano, distinta Juventus, excepcional Calcio

Ganó la Juventus y es campeón de Italia. Nueve veces consecutivas ha gritado la Vecchia Signora que es el mejor equipo del Calcio. Un abuso sin igual en el fútbol italiano y pocas veces visto en el europeo. Los retos de la Juve han pasado por cambiar cosas para acabar igual que siempre: ganando la Serie A.

Llegó Sarri para ocupar el banquillo exitoso de Allegri y también triunfó él; vino Cristiano en busca de retos nuevos hace dos temporadas y ha hecho pleno, dos scudettos de dos posibles; recalaron futbolistas poco ligados al fútbol italiano como Sczcesny, De Ligt, Ramsey y Rabiot para los puestos de jugadores importantes como Buffon -que regresó-, Benatia, Marchisio o Pirlo y también ha funcionado la máquina.

Los secretos de esta Juve de Sarri, muy diferente a la de Allegri, han estado en Cristiano y en un excepcional Dybala. Su compenetración les ha convertido en la mejor pareja ofensiva de Europa y ha maquillado muchas de las debilidades defensivas del equipo, bastante más vulnerable de lo que ha sido estos años. Tiene menos empaque, pero más colmillo.

Así le ha alcanzado para ser nuevamente campeón, pese a la mejoría notable del Calcio en términos generales. La Atalanta de Gasperini, la Lazio de Simone Inzaghi, el primer año aceptable de Conte en el Inter, el rendimiento excelente del Nápoles con Gattuso, el sprint final del Milan de Pioli... Son tantas buenas noticias las que deja esta temporada el Calcio que se intuye que el dominio abrumador de la Juve no lo es ya tanto. ¿Llegará un cambio de rumbo en Italia? Es posible, pero no lo pondrá fácil Cristiano...