La hora de Nikola Mirotic

"Ya dije en su día que venir al Barça era un paso adelante en mi carrera. Estoy aquí para ganar títulos y no para demostrar nada a nadie”, dijo en su momento Nikola Mirotic. Y esta noche llega la hora de la verdad para el ala-pívot hispano-montenegrino, siete años después de ganar su, hasta hoy, único título de la Liga Endesa. El 19 de junio de 2013, el Real Madrid superaba al Barça (79-71) en el quinto partido del playoff final de aquella temporada en la que, al igual que ahora, había logrado el título de MVP de la campaña.

Dos temporadas más tarde, fichaba por Chicago Bulls. Tras cinco cursos en la NBA, volvía a Europa con el objetivo de ganar la Euroliga y todos los títulos posibles. Las derrotas en la Supercopa y la Copa del Rey fueron un duro golpe para él, pero Mirotic se convirtió en el líder indiscutible del equipo. La pandemia de la COVID-19 paró la Liga Endesa con el Barça líder. En la Euroliga, que ya no se reanudaría, el equipo era segundo.

el poder disputar la ACB con una fase final excepcional ha sido la oportunidad que se le ha presentado a este Barça de acabar la temporada con un título. Mirotic aterriza en la final tras haber sido el jugador más valorado de la fase regular (24,5) y el tercer mejor anotador del curso (20 puntos de media). En esta fase final ha promediado 16,5 puntos, 3,8 rebotes y 2,6 asistencias en los cuatro encuentros que ha disputado. Esta tarde deberá echar el resto, como todo el equipo, ante un Baskonia donde otro montenegrino, Dusko Ivanovic, le conoce mejor que nadie. Además, tiene su perfecto antídoto, el georgiano Tornike Shengelia, otro de los jugadores que ha brillado en esta fase (13,2 puntos, 5,8 rebotes y 3,6 asistencias). Será el gran reto de Mirotic: ganar su primer título con el Barça y ayudar a cerrar una etapa negra de cinco temporadas sin levantar la Liga Endesa.