Un calendario a la medida del Barça…

Hay un refrán español muy directo y expresivo: “Si no quieres caldo, toma dos tazas”. Pues eso es lo que se ha encontrado el Real Madrid con los horarios y el calendario fijado por LaLiga para la jornada 32. Ya es sangrante que sorprendiesen a todos al decidir que en las cuatro primeras jornadas al regreso de la pandemia jugase siempre el Barça un día antes que los de Zidane, algo que chocó porque incluso antes del parón el Madrid jugaba ante el Eibar un día antes que el Barça en Mallorca. Al volver a la nueva normalidad decidieron borrar de un plumazo ese calendario anterior y los blancos empezaron el partido ante los armeros con la presión de verse de inicio a cinco puntos de los azulgrana…

Esta situación se repetirá dos veces más esta semana. El Barça recibirá este martes en el Camp Nou al Leganés, en un partido que se presume plácido para los de Setién dado que encima al equipo del Vasco Aguirre le han puesto su duelo decisivo en Mallorca este viernes (19:30 horas), con menos de 72 horas de margen para recuperarse. Ello hace presumir que mañana jugarán los pepineros con muchos suplentes. El Madrid recibirá el jueves al Valencia y encima a las 22:00 horas, en el que será su horario desde ahora y hasta la jornada 32. Tampoco ha gustado a Zidane esta decisión, que obligará a sus hombres a irse a la cama ya de madrugada y con menor margen de descanso.

Además, el viernes hay un Sevilla-Barcelona trascendental, pero se jugará dos días antes del no menos decisivo Real Sociedad-Real Madrid. Otra vez a remolque. Y el próximo martes un Barça-Athletic en el Camp Nou, también un día antes del Madrid-Mallorca de Valdebebas. Pues esperaban en el club blanco que al menos para la jornada 32 cambiarían el orden para equilibrar el evidente desequilibrio. Ingenuos. Nada de nada. Finalmente el Barça jugará ese sábado día 27 en Vigo, ante el Celta, a las 17:00 horas. Nada menos que 29 horas más tarde jugará el Madrid en Cornellà ante el Espanyol. Los pupilos de Setién ya podrán dormir ese sábado en sus casas al acabar el partido temprano el partido de Balaídos (a las 18:50), mientras que los blancos llegarán a Madrid desde Barcelona bien entrada la madrugada el domingo al lunes.

Y como las dos últimas jornadas tendrán horarios unificados, sólo quedan cuatro (de la 33 a la 36) para que LaLiga revierta el evidente y flagrante favor que está recibiendo el Barça con el calendario. Ya lo destapó Alex Grijelmo en el diario AS: “Alguien sabe algo (y casi nadie se da cuenta)”. Lo clavaste, compañero.