El asalto de oro de Lewandowski

Son muchos los jugadores que durante la última década han visto sus aspiraciones al Balón de Oro reducidas por la batalla Messi-Cristiano. Sólo Modric en el 2018 logró sentarse en la mesa de los dos grandes dominadores del fútbol gracias a su excelente papel en el Mundial de Rusia. Otros como Xavi, Iniesta, Neymar, Ibrahimovic, Griezmann, Robben y Ribery, entre otros, no tuvieron la suerte del croata y se conformaron con el reconocimiento de ser los mejores entre los mortales. Sin embargo, la anormalidad de esta temporada presenta un paradigma nuevo para el electorado del Balón de Oro y Lewandowski, otro de los ensombrecidos a pesar de sus encomiables esfuerzos durante años, puede salir como gran beneficiado.

El delantero del Bayern era hasta la suspensión del fútbol por el coronavirus el jugador más destacado de la Bundesliga (25 goles en 25 partidos) y el máximo goleador de la Champions (12 dianas). El papel individual en la Copa de Europa se antoja clave para la elección del galardón y aumenta las aspiraciones del polaco, al que el aplazamiento de la Eurocopa y la Copa América también beneficia considerablemente dado el nivel de sus selección, con la que tenía menos probabilidades de brillar que los otros favoritos: Messi (Argentina), Cristiano (Portugal), Neymar (Brasil) y Mbappé (Francia). Estos dos últimos, a su vez, ven sus posibilidades reducidas después de que la Ligue 1 se diera por concluida y no vuelvan a jugar hasta agosto como mínimo, si es que vuelve la Champions. Por otro lado, tanto Messi como Cristiano están a la espera de ver que pasa finalmente con sus ligas y, mientras estas vuelven o no, Lewandowski puede acaparar todos los focos para reivindicarse como gran aspirante desde el próximo fin de semana, cuando volverá el fútbol en Alemania. A sus 31 años, Lewy está ante su última gran oportunidad para asaltar el tren del Balón de Oro.