Ilicic: convertirse en fenómeno después de los 30

Josip Ilicic es el ejemplo perfecto para demostrar que nunca se sabe cuándo el fútbol va a regalarte tu momento. Llegó a Italia en 2010 y en su paso por Palermo (hasta 2013) y Fiorentina (hasta 2017), manifestó un talento tan puro cuan incostante. Los compañeros, desveló Gasperini, le llaman "la abuela", porque siempre se queja, siempre está cansado. Por mucho que se lamente, en el Atalanta se hizo imparable: en 106 partidos, ha firmado 49 tantos (¡14 solo en 2020!) y 28 asistencias, convirtiéndose en uno de los mejores futbolistas del fútbol europeo... después de los 30. En enero ha cumplido 32 años y su increíble rendimiento, su elegancia, su capacidad de ser decisivo en los partidos más importantes, llevaron muchos a pensar que, si sigue así, podría entrar en la lista del Balón de Oro. Según el periodista Maurizio Compagnoni ya es “uno de los diez futbolistas más fuertes del mundo”, y pronunciar esta frase hace apenas dos años, hablando del esloveno, habría sido herejía. Con él al mando de la delantera, el Atalanta está logrando objetivos que no había ni soñado. ¿Y sabéis cuánto costó en 2017? Cinco millones, nada más.