Nadie tira los penaltis tan bien como Sergio

El melón ya está abierto. ¿Debería dejar Ramos que tire los penaltis Benzema en su lucha por el pichichi? ¿Y por qué no a Hazard para que adquiera el belga más confianza elevando su diminuto registro de goles? Mi respuesta es tajante, monosilábica y en versales: NO. El Madrid es cuerpo de élite y exigencia máxima. No es una ONG en la que se reparten caramelos en la puerta del colegio para que todos los niños entren contentos a clase. Aquí los penaltis los lanza el mejor, el más fiable, el más seguro y el que acumule más galones en una suerte en la que la psicología y la entereza mental son tan importantes como la técnica en la ejecución.

Antes de Ramos estaba Cristiano, que aseguraba un alto porcentaje de acierto en esta morbosa especialidad. De blanco hizo diana en 71 de sus 83 lanzamientos. Y añadan el decisivo de la tanda de Milán, que permitió levantar la Undécima ante los ojos de Simeone. Messi, que se ha consagrado como un lanzador de faltas letal, tira también los penaltis del Barça. Pero lo hace con un porcentaje discreto para un jugador de su calidad (falla uno de cada cuatro). Pues Ramos ha metido 15 de los 16 que lanzó con el Madrid (más de un 91% de acierto), muchos de ellos adornados con esos panenkas que son una delicia para el espectador. El día que los falle hablamos, pero de momento es el mejor de todos...