Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
Liga Endesa ACB
FINALIZADO
Monbus Obradoiro OBR

82

Coosur Real Betis BET

73

FINALIZADO
Movistar Estudiantes EST

67

Casademont Zaragoza ZAR

85

FINALIZADO
Kirolbet Baskonia BAS

87

Joventut Badalona JOV

86

Liga Holandesa
FINALIZADO
Vitesse Vitesse VIT

0

Feyenoord Feyenoord FEY

0

FINALIZADO
Groningen Groningen GRO

0

Utrecht Utrecht UTR

1

FINALIZADO
Waalwijk Waalwijk WAA

1

Heerenveen Heerenveen HEE

3

FINALIZADO
Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

0

Heracles Heracles HCL

0

El peor partido de la ‘era Sergio’

El Real Valladolid falló estrepitosamente en Mendizorroza. A riesgo de ser exagerado, los blanquivioletas jugaron el peor partido desde que Sergio González es el inquilino del banquillo pucelano y no estuvieron en el encuentro salvo un cuarto de hora inicial en la primera parte y 10 minutos en la segunda. En el resto del encuentro se vieron superados por un Alavés más intenso, que en las áreas fue letal y que no permitió rematar a los delanteros pucelanos salvo en el disparo de Sandro, el mejor de los vallisoletanos, sin alardes.

Fue una mañana desastrosa en la que nada salió bien. Estuvo calamitoso Masip, el segundo gol condenó el partido, no estuvieron bien los defensas, tampoco los centrocampistas se lucieron y sólo la actuación del delantero canario en la segunda parte es rescatable de un equipo sin chispa, sin fútbol, sin carácter para poner en dificultades a Pacheco. El Alavés está fuerte en Mendizorroza, sí, ha ganado 14 de sus 15 puntos allí, pero ante un equipo desconocido, moribundo, siempre es más fácil.

Es complicado saber si este parón que viene, el tercero de la temporada, es bueno o no para los blanquivioletas. Que el encuentro fue malísimo no hay duda, pero también debe servir para sacar conclusiones y una de las más destacadas es que este equipo no puede tener ni un ápice de exceso de confianza, ni una pizca de soberbia, ni un centímetro de arrogancia porque en cuanto no da el 100%, como mínimo, cualquiera de los rivales le da un tortazo que lo manda al suelo. Siempre se dice que los proyectos crecen con las victorias, pero con las derrotas, y si son tan dolorosas como la de hoy, es obligado aprender.