Competición
  • Final ATP World Tour
Final ATP World Tour
stefanos_tsitsipas Stefanos Tsitsipas Stefanos Tsitsipas
-
alexander_zverev Alexander Zverev Alexander Zverev
-

Robert Moreno pide tres victorias

Un punto nos asegura la clasificación, un punto que tenemos esperanza de alcanzar en Estocolmo. Pero Robert Moreno mira más allá: quiere tres victorias en lo que queda de la fase de clasificación para ir a la Eurocopa con el rango de cabeza de grupo. Me gustan muchas cosas de Robert Moreno, un tipo sencillo, caído en el difícil puesto de seleccionador como resbalando, sin pretenderlo. Da continuas muestras de sensatez. Ayer mismo puso en duda su último cambio ante Noruega. “Me vi muy defensivo”, confiesa. No es frecuente que un entrenador cargue contra sí mismo. Lo usual es quejarse del campo, del árbitro o de algún despiste de los suyos.

Tres victorias, pues. A ver si hoy llega la primera. La que en Oslo pudo ser y no fue murió en aquel penalti que transformó King. Y, para ser sinceros, no podemos quejarnos mucho. Fue el primer partido de esta fase de grupo que nos dejo fríos, y no sólo por el empate. Cuando mandamos, llegamos poco. Tuve la sensación de que el ataque estaba mal diseñado. Y cuando atacaron ellos hubo momentos de desorden, como de cierto efecto desbandada. A veces pasa: un equipo mejor juega mal ante un equipo peor, por comodidad, confianza... Lo peor del fútbol es caer en rutina, y algo de eso me temo que pasó allí.

Ahora hay más rival y además faltará el Supercapi, Sergio Ramos, que no ha renunciado a acompañar al grupo y se entrenó ayer con todos. La ventaja es que vamos con el aviso del sábado y seguro que con un deseo de mejora en todos, empezando por Moreno, que anunció ayer algunos cambios, aunque sin precisar. Lo que más me interesa es ver cómo resuelve esta vez el ataque, en el que llueven los problemas. Con Alcácer fuera y Rodrigo tocado, me temo que vamos a echar en falta a Morata, que se quedó en Madrid. Una buena prueba para un seleccionador que ha ido superando dificultades, pero que en Oslo puso un borroncito.