Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Lugo Lugo LUG

-

Huesca Huesca HUE

-

Liga Endesa ACB
Casademont Zaragoza ZAR

-

Retabet Bilbao BLB

-

Morabanc Andorra AND

-

San Pablo Burgos BUR

-

Joventut Badalona JOV

-

Movistar Estudiantes EST

-

Serie A
Liga Holandesa
Waalwijk Waalwijk WAA

-

Ajax Ajax AA

-

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

-

Heerenveen Heerenveen HEE

-

Twente Twente TWE

-

Willem II Willem II WII

-

VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

-

Vitesse Vitesse VIT

-

Utrecht Utrecht UTR

-

PSV PSV PSV

-

El Real Valladolid experimentó la cara B del fútbol

Primera derrota de la temporada y, aunque como dice Sergio González, siempre te quedas con ese mal sabor de boca por ir al parón después de perder, no hay que perder la perspectiva. Los cuatro puntos que luce el Real Valladolid en su casillero son un tesoro que no muchos pensaban podía conseguir con esos tres encuentros a domicilio. Perder en el Ciutat no debe enturbiar el buen inicio de liga de los vallisoletanos y tampoco el gran encuentro que hizo ayer el conjunto pucelano que dominó durante muchos minutos el partido, que presionó con coherencia tras perdida, muy arriba y robó muchos balones, que fue capaz de crear las ocasiones más claras y que sólo la escasa fortuna impidió que se adelantara. No sólo eso, sino que el Real Valladolid tuvo que lidiar con la mala suerte de que encajó el primer gol, tras un mal rechace y cuando más apretaba. Dos veces tiró ayer entre los tres palos el Levante y dos goles marcó. Efectividad 100%. La cara B del fútbol.

Si el Real Valladolid consiguió ganar en los últimos 10 minutos en el Villamarín y empatar en el Bernabéu, ayer el fútbol le dio la otra cara de la moneda. Curiosamente, el mejor partido hasta ahora de los pucelanos es el que pierde, en el que se va de vacío, cuando fue en el que más mereció. No hay que tirarse de los pelos. Hay que sacar lo positivo del partido, que hubo mucho, y felicitarse porque el equipo dominó, demostró que sabe jugar al fútbol, San Emeterio volvió a hacer un partidazo, Salisu crece, Olivas está metido y Waldo vuelve a ser una pesadilla. Vienen ahora 15 días de parón para corregir lo malo y reforzar lo bueno.