Vinaròs: los mejores langostinos de España y una peña muy juanitista

Una ciudad que crece. Vinarós (conocida como Vinaroz hasta finales de los años 70) está ubicada al norte de Castellón, en la comarca del Bajo Maestrazgo, casi en los límites geográficos con Cataluña (los primeros pueblos de Tarragona están al lado). En la Edad Media dependía del castillo de Peñíscola, hasta que se independizó y empezó a crecer hasta convertirse en la capital del norte de la Comunidad Valenciana. En 1540 recibió el título de Villa. En el siglo XIX apoyó al trono isabelino durante la Guerra Carlista y por eso la Reina Isabel II le concedió en 1862 el título de 'Muy Noble y Leal Villa'. En 1881 el Rey Alfonso XII le concedió, por fin, el título de Ciudad. Merecido.

Los langostinos. En España es especialmente conocido Vinaròs por sus langostinos, de alta calidad. La fama les viene de su especial textura, favorecida por la baja salinidad del agua del litoral de esa parte de la costa mediterránea. El hecho de que se les considere como los más sabrosos de nuestro país se debe a la calidad de los alimentos de esas aguas, enriquecidas por los depósitos del Ebro. Se capturan cada día de forma artesanal por la flota pesquera de la ciudad, que de ahí los envía al mercado. Son de gran tamaño (hasta 20 centímetros) y de un color entre rosáceo y marrón. Han logrado que Vinarós esté incluida en los eventos gastronómicos de Saborea España. En el campo, por su parte, destaca la gran cantidad de naranjos, algarrobos y almendros. Y en cuanto a sus fiestas populares la más sonada es la del Carnaval del mes de febrero, con un colorido desfile que se desarrolla por el Paseo de Fora Forat.

Aspecto de la Plaza de la Mera tras ganar la final al Liverpool en Kiev (3-1).

La peña. Se fundó en 1982, en el año frustrante del Mundial de España, en el que sólo la mascota Naranjito nos arrancó alguna sonrisa. La peña nació en esos años de dominio en Liga de la Real Sociedad (1981 y 1982) y del Athletic de Bilbao (1983 y 1984). Pero supieron tener paciencia y después crecieron al ritmo de la cinco ligas conquistadas por la Quinta del Buitre. De esa época de las ligas y las remontadas europeas les quedó el cariño incondicional hacia la figura de Juanito. En la sede social de la peña hay un rincón dedicado al mítico jugador malagueño, con cuadros y bufandas del '7'. También hay pósters de los Galácticos (Figo, Zidane, Ronaldo y Beckham) y de Cristiano y sus Balones de Oro. Hace tres años se pusieron al frente de la peña Juan Bautista Arnau, su presidente, Pedro Ezquerra y Rubén Febrer. Actualmente son 142 socios (sólo pagan seis euros al mes) y recuerdan sus celebraciones festivas en la Plaza de la Mera. La Champions tira mucho...