Competición
  • Clasificación Eurocopa

El Busquets 2019-20 generará debate

El Barça empezó perdiendo contra el Chelsea con un error impropio de Sergio Busquets. Ya se sabe que carece de importancia porque esto es pretemporada y que Busquets va a seguir arriesgando igual que siempre porque así ha jugado toda su carrera. Sucede que ya no está en la posición de intocable de otros tiempos. El partido de Anfield, donde fue arrasado por el ritmo rocanrolero del Liverpool, le pasó factura. De los mensajes off the record que trascendieron de aquella noche lamentable es que en el Barça 2019-20 ya no habría intocables. Tampoco Busquets. Su nombre, más después del fichaje de De Jong, estará en candelero este año y Busquets tiene que ser importante, pero ya no debería tener el cartel de imprescindible, menos con Rakitic y De Jong en la plantilla.

El partido no dejó ninguna buena noticia para el Barça, exceptuando el golazo de Rakitic, jugador que sorprendentemente sigue en la lista de transferibles cuando posiblemente sea uno de los tres jugadores más fiables de la plantilla. En la primera parte desentonaron los dos Busquets (además de Sergio, Oriol sufrió mucho en el lateral derecho), Dembélé no dio ni una y Griezmann estuvo correcto pero desasistido. De Jong también tuvo un debut insípido, con más gestos cara a la galería que fútbol y Neto se tragó el 0-2 después de dos buenas paradas. Rafinha, como Griezmann en la primera parte, dejó las únicas pinceladas de calidad. Los canteranos (Riqui Puig, Collado, Carles Pérez, Guillem Jaume) apenas aprobaron y el Barça se irá de Tokio sin ninguna sonrisa. Le espera una fiesta en Kobe contra Iniesta pero antes, varios debates encima de la mesa.