Competición
  • Vuelta a España
  • Serie A

Violeta... no morado

Son pequeños detalles, pero son detalles que hacen club, que mantienen la imagen y la identidad, algo que parece haberse tomado muy en serio la nueva directiva del Real Valladolid. El gesto por ejemplo de recuperar el nombre de Promesas para el filial habla de esa línea de revivir una historia dormida pero no olvidada, mucho menos por los aficionados que siempre han ido a ver ‘al Promesas’ a Los Anexos. Lo cierto que el nombre responde a las expectativas que genera, ya que Toni, Calero, Anuar o Waldo en su día fueron esas promesas que luego se convirtieron en brillantes realidades.


Un aficionado me recordaba que el equipo es el ‘Real Valladolid’ algo que a nivel nacional pasan por alto quitando olímpicamente el ‘Real’... por eso bien está que desde aquí defendamos la realeza del Pucela. Y ahora viene el quid de la cuestión. Las nuevas camisetas con nueva marca. Llevamos unas temporadas que por fin volvieron a ser blancas y violetas, dejando atrás años en los que el morado era el color dela zamarra. Hummel tuvo la sensibilidad y el acierto de recuperar ese tono más claro derivado del morado... que es el violeta. Espero que una gran marca como es Adidas haga gala de esa misma sensibilidad y acierte con el tono. Sé que es un detalle sin importancia para muchos y que no gana partidos, pero a mí si me gusta que sea violeta y no morado.