Competición
  • Premier League
  • Serie A
Premier League
Serie A

Campo Lameiro: el arte rupestre y La Madriguera

Ciudad ecológica. Campo Lameiro es la capital gallega del arte rupestre, con una importante colección de petroglifos ubicados en el Parque Arqueológico, de los más completos de Europa. El pueblo está ubicado a sólo 21 kilómetros de Pontevedra y su población apenas supera los 1.800 habitantes. Los petroglifos son los grabados realizados en las rocas graníticas situadas en las laderas de los montes, junto al valle del río Lérez. En toda Galicia no encontrarán mejor variedad temática de grabados prehistóricos al aire libre. Hay 600 piedras catalogadas y desde 1974 está considerado el conjunto como Bien de Interés Cultural del Patrimonio Histórico Español. El Parque Arqueológico es el gran atractivo turístico de la zona y es muy visitado, especialmente ahora que el clima ayuda a disfrutar del imponente paisaje de Campo Lameiro.

Los socios de la peña madridista pagan sólo 36 euros de cuota al año.

La Peña. Nació en el año 1975. Su nombre, La Madriguera Blanca, tiene una bonita explicación. En 1995 el Madrid, entrenado entonces por Jorge Valdano, ganó de forma brillante la Liga, con aquel famoso golazo de Zamorano al Deportivo en el Bernabéu. En aquella temporada el Madrid venía de ganar 5-0 al Dream Team de Cruyff, que supuso el final de esa etapa del Barça saldada con cuatro ligas seguidas (incluidas las dos perdidas en Tenerife y la del penalti de Djukic fallado ante el Valencia en Riazor). Nicasio Silva Prieto, el presidente de la peña, nos lo cuenta: "Los del Barça se reunían en un bar del pueblo que estaba justo más arriba del que íbamos nosotros, en un desnivel unos metros más abajo. Al ganar esa Liga salimos todos a la puerta a cantar el himno del Madrid y a celebrarlo a lo grande, cohetes incluidos. Desde arriba, ellos dijeron: 'Vaya, los del Madrid han salido por fin de la madriguera". Pues dijimos, adelante. No nos arrugáis. Le pusimos a la peña el nombre de 'La Madriguera Blanca'. Y hasta hoy...". Al estar tan cerca de Pontevedra comparten sus ilusiones con los amigos del Hai que roelo, el eslogan del mítico Pontevedra de los años 60. Al despedirnos, los peñistas nos piden un deseo para esta temporada: "Que Zidane construya un Madrid que nos rescate la ilusión perdida este año y que ganemos la Liga, que ya toca". Amén.