Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
  • Copa Argentina
Champions League
Copa Argentina
EN JUEGO
All Boys All Boys LLB

0

Central Córdoba (Santiago del Estero) Central Córdoba (Santiago del Estero) CSE

1

Juampi Reynoso

Zárate dijo lo que muchos no

El nivel del arbitraje en el fútbol argentino es malo desde hace tiempo. Los fallos de los jueces y los asistentes son notorios y no distinguen camisetas, ya que todos los clubes fueron perjudicados alguna vez. El mito de que “los clubes grandes son beneficiados” se acabó.

En los últimos años se instaló el tema de que a Boca Juniors lo beneficiaban vaya uno a saber porqué. Algunos se basaban en que como Mauricio Macri, presidente de la Argentina, es confeso hincha xeneize podrían existir favores; otros aseguraban que como Claudio Tapia, presidente de AFA, también es de Boca, el club de la Ribera contaría con beneficios; y algunos llegaron a pensar que el poder que posee Daniel Angelici, presidente del club, podría ser utilizado a favor. Le erraron al pronóstico.

Antes de cada partido importante de Boca se instaló el tema de los árbitros pero curiosamente el Xeneize nunca fue favorecido de manera alevosa. Si nos ponemos detallistas, quizá sí pero en alguna jugada dividida, de esas que hay cada tres minutos por encuentro. En las que pueden llegar a definir resultados, no. Ejemplos hay de sobra.

Mauro Zárate rompió el silencio en Fox Sports y en plena entrevista soltó una frase que pocos tuvieron en cuenta: “No me gusta hablar de los árbitros y con Pitana – el juez de la final ante Tigre – tengo la mejor. Pero qué poco se habló de la mano en el segundo gol… nadie, no se habló en ningún lado”.

Segundos después, el delantero agregó: “Yo no me meto con los árbitros, es un trabajo difícil acá en Argentina. Ustedes (por los periodistas) tienen que tener cuidado al hablar, de no decir solamente las cosas que no se cobran en contra de Boca”.

Las declaraciones de Zárate son ciertas y no solo por el hecho de querer defender al equipo en el cual hoy milita, sino porque dejan en claro la postura que tienen muchos medios hoy en la Argentina.

Cuando a Boca lo benefician hablan horas y horas del tema, pero cuando el perjudicado es el Xeneize no ocurre lo mismo. No hay que ser un genio para darse cuenta que el club ubicado en Brandsen 805 vende un poco más que el resto, pero creo que es momento que algunas cosas se empiecen a medir con la misma vara. Sería más sano para el fútbol argentino.