Sólo vale ganar, ya no hay excusas

Valladolid

Todavía queda sí, pero que nadie me diga que esto no es una final, porque sí lo es. No creo que haya que vender o lanzar otro mensaje. Los jugadores saben que lo es y todos debemos tomar esa conciencia. Del partido ante el Girona depende gran parte de la temporada, eso es ya un hecho que se ha ido acumulando con el paso de las jornadas; el saber que tendríamos que sufrir nos debe haber preparado para lo que tenemos que vivir ahora, aunque en muchos casos algunos no lo quieran aceptar. Ya pasó el tiempo de las fotos y los laureles y es el momento de bajar al barro y pelear, pero con la concentración al máximo y con los que estén preparados para hacerlo. No puede repetirse una situación como la de Mendizorroza o el Real Valladolid se estará condenando, inmolándose y descendiendo.

Insisto en la idea de final. Pero creo que esa presión hay que aprovecharla para evitar esos despistes iniciales o finales, que de todo hemos visto. Ahora que el VAR parece que nos ha dado una tregua, que metemos hasta los penaltis (bienvenido Unal), ahora no podemos dejar que el rival tenga las cosas fáciles. El Girona debe sentir la presión de una ciudad entera y sobre todo de un equipo que se la juega y que debe morder, aunque no sepa y le queden pocos dientes. Y después el Atlético, casi ya de vacaciones, el equipo del 'Cholo' debe notar también lo que el Valladolid se juega. No se trata de dar patadas, sino de hacer valer la acuciante necesidad de jugarse la vida. Pero no nos despistemos, primero los chicos de Eusebio y Onésimo, dos iconos en blanco y violeta, deben caer y ocupar el puesto de peligro del Pucela. Sólo vale ganar, ya no hay excusas.

0 Comentarios

Normas Mostrar