Competición
  • Champions League

Entrevías: un pulmón de Vallecas y la peña que quiso llamarse Velázquez

Barrio con solera. Entrevías pertenece al Puente de Vallecas, uno de los 21 distritos de Madrid capital que está considerado de los más populares. Entrevías es uno de los seis barrios de Vallecas que completan San Diego, Palomeras Bajas, Palomeras Sureste, Nueva Numancia y Portazgo (donde está el estadio del Rayo Vallecano). Entrevías debe su nombre al hecho de encontrarse rodeado por las vías del tren en todos los sentidos. Está habitado actualmente por 37.790 personas y Cercanías las conecta con el resto de Madrid, gracias también a la M-30, la M-40 y la A-3. Un barrio joven, que ha mejorado en infraestructuras y servicios sociales en los últimos años. La Reina Letizia lo visitó en 2018 al acudir a la sede de la Confederación Salud Mental España. Además, rompió el protocolo sin problemas para saludar a Toñín ‘El Torero’ y su esposa al estar justo al lado del bar del famoso seguidor madridista. Entrevías también ha crecido en presencia institucional al encontrarse cerca el edificio de la Asamblea de Madrid. También es de aquí una de las presentadoras de televisión más de moda últimamente, Cristina Pedroche, gran aficionada del Rayo Vallecano.

La Peña Chelle. La peña madridista del barrio se llama así en honor a su alma mater desde que se fundó, Juanfran Chelle, fallecido ahora hace tres años. La peña se inauguró el 9 de noviembre de 1971 (la bautizó Antonio Calderón, histórico gerente del Madrid), pero no con el nombre que ellos querían. Le solicitaron al club que se llamase Peña Manolo Velázquez, en honor al gran centrocampista del Madrid de los Ye-Yés. Pero justo fue el año en el que Santiago Bernabéu impuso la norma de no aceptar nombres de jugadores del equipo en las peñas, porque podría ocurrir que se fueran de mala manera del club y eso arrastraría después a la peña de turno. Aparte del difunto Juanfran Chelle (que regentaba en el barrio un bar con el mismo nombre) también pasaron por la presidencia Juan Chaves y ahora Luis, sobrino de Chelle. “Roncero, así mantenemos la extirpe familiar casi medio siglo después”. Pese a la humildad del barrio, mantiene 112 socios que pagan sus 40 euros al año. Por la peña han pasado varios presidentes del Madrid (Lorenzo Sanz, Ramón Calderón y Luis Montejano), así como jugadores que estaban en activo cuando la visitaron (Casillas, Diego López y Lopetegui), sin olvidar al malogrado Óscar Molina (jugó en el Castilla, Leganés y Mérida). La peña tiene en Toñín ‘El Torero’ y su capote viajero uno de sus mejores embajadores, al ser vocal de la junta directiva. Una peña futbolera y taurina. Olé.

0 Comentarios

Normas Mostrar