Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Vuelta a España
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
Osasuna Osasuna OSA

-

Eibar Eibar EIB

-

LaLiga SmartBank
Oviedo Oviedo OVI

-

Lugo Lugo LUG

-

Serie A
Ligue 1
Angers Angers ANG

-

Metz Metz MTZ

-

Amiens Amiens AMI

-

Nantes Nantes NAN

-

Liga Portuguesa
Liga Holandesa
Willem II Willem II WII

-

FC Emmen FC Emmen EMM

-

Heracles Heracles HCL

-

Vitesse Vitesse VIT

-

Heerenveen Heerenveen HEE

-

Twente Twente TWE

-

La fe de Borja, el mejor regalo

La fe. El españolismo es una religión de la que no se sale. Cuando naces perico ya no hay opción de volverte ateo, por mucho que luego a la misa del fin de semana solamente vayan 15.000 valientes, como en la fría noche del 4 de enero. La procesión se lleva por dentro. Esa fe se puede resumir en el 1-0. Primero en David López, quien creyó en marcar desde el centro del campo como en su día Roger García (en Montjuïc). Pero, sobre todo, la de Borja Iglesias. Vio salir el balón y sus piernas obedecieron a algún estímulo irracional. Fue a cazar el rechace creyendo que ese lanzamiento no se iría fuera sino que tocaría en el larguero. Fue el único que lo visualizó. O hubo algo en su interior que le hizo correr a la gloria. Esa alma de cazagoles (lleva nueve) o esa fe en la religión perica.

Alivio. Porque su acierto alivió a un Espanyol nervioso, brillante por momentos, tambaleante en otros. Su encuentro fue incompleto, pero lo importante en esta ocasión no era la forma sino el fondo. La victoria evita convertir al Espanyol de Rubi en el que más partidos seguidos ha perdido en la historia y vuelve a dejar Europa más cerca que el descenso. Quitada ya la presión y la mala racha, solo queda volver a ser el Espanyol de antes y seguir por ese camino trazado y resumido en el 'Darderismo'.

Talento de casa. No era la primera vez que Rubi alineó a un mediocampo formado en Sant Adrià. Marc Roca, Darder y Melendo ya había sido la tripleta ante Eibar y Valladolid. Anoche, demostraron que la patente de formar centrocampistas no solo la tiene el club que viste de azulgrana, sino que del Espanyol también salen jugadores con talento, técnicos y que da gusto ver. Los taconazos del mallorquín, las conducciones del menudo mediapunta y los pases entre líneas de Roca fueron lo mejor de un Espanyol de altibajos, que goza cuando tiene el balón y progresa, pero que padece cuando tiene que replegarse y defender.

Microdatos. Pese a que en algunos momentos el equipo se desfiguró, los de Rubi estuvieron seguros defendiéndose de los centros del Leganés y volvieron a dejar la portería a cero siete encuentros después. Diego López salva también su peor racha recibiendo goles de perico, aunque no todos los jugadores pudieron quebrar con su negatividad. Uno de ellos fue Leo Baptistao, asombroso en dos acciones que a las que le falló el remate final. Sigue gafado ante el gol. Y el Espanyol lo necesita.

El mejor regalo. Ante la ausencia de otros goleadores, está Borja, el mejor regalo de ese 2019. Celebró con AS la Navidad hace diez días y sus goles siguen dando puntos al equipo de Rubi. Ya suman 24. El camino de la primera vuelta se cierra en Anoeta y ha estado plagado de cielos e infiernos. Así es el Espanyol y su fe.

0 Comentarios

Normas Mostrar