Competición
  • Champions League
Champions League
APOEL APOEL APO

-

Ajax Ajax AA

-

LASK LASK ASK

-

Brujas Brujas BRU

-

Cluj Cluj CFR

-

Slavia P. Slavia P. SLP

-

El instinto de supervivencia

Gol salvador. Hasta el minuto 76, el Espanyol dominó sin ver puerta y ya planeaba por Cornellà-El Prat una eliminación decepcionante y una estadística para llevarse las manos a la cabeza: desde el 1 de noviembre solo Puado había goleado. Todos los tantos llevaban la firma de Borja Iglesias. Pero apareció Hernán Pérez, ese jugador que no responde a lógicas, que puede aparecer por derecha, izquierda o iniciar y culminar una jugada como la del 1-0. El paraguayo demuestra que el fútbol también es instinto.

Fin a la racha. Su gol corta la racha en la que se había inmiscuido el equipo de Rubi, que necesitaba la vitamina de la victoria y volver a reencontrarse con su juego. Y lo encontró durante muchos momentos. Eso pretendió el técnico con la alineación. David López, Hermoso, Roca y Darder jugaron no tanto por la necesidad del partido, sino para que el Espanyol volviese a ser un equipo reconocible y con identidad, y estos jugadores vuelvan a acercarse al nivel mostrado antes de la catarsis de Getafe.

Agonía copera. La Copa mantiene ese punto de magia, por mucho que el rival haya sido el Cádiz de Segunda. La agonía que produjo la demora del 1-0 puso nervioso a Rubi, alterado en el banquillo, y puso en el espejo a los futbolistas, obligados a rendir para que la Copa no fuese al traste. Y el equipo se dejó el alma al principio y al final, cuando tuvo que marcar y cuando le tocó achicar agua. Más que la calidad, el miedo a perder o a caer eliminado siempre se impone. Y ese 1-1 anulado por fuera de juego en el último minuto es el reflejo.

Palco de lujo. No sabemos cómo lo vivió Chen Yansheng en el palco, con su rostro hierático. El presidente será el protagonista de la semana, hoy en la Junta y el sábado en el derbi, inmerso en sus labores en el Espanyol. En otras zonas de la grada acudieron alrededor de 5.000 invitados, la mayoría de ellos niños, quienes pudieron trasnochar más de la cuenta para ver el gol de Hernán y el sufrimiento perico. Un partido que refleja lo que es el Espanyol...con final feliz.

El derbi. Un final que espera repetir el Espanyol el sábado. La victoria de esta noche sirve para quitarse la mala racha de la solapa y reencontrarse antes de un partido pasional, que seguro que servirá para ver de nuevo al mejor Espanyol.

0 Comentarios

Normas Mostrar