La última parada de Sedano

El fútbol sala es maravilloso por cosas como las que pasaron este sábado en el Palau. El Barça, que perdía 2-1 en el cómputo global de la serie final de la LNFS, ganaba al entrar en el último minuto del cuarto partido. Pasó entonces lo increíble: Gadeia y Rafael Rato pusieron 2-3 a Movistar Inter a 11 segundos del final. Todos lo celebraron como lo que parecía, el gol del título. Entonces, el más difícil todavía. Dyego puso de rodillas a O Mágico, Ricardinho, y marcó el 3-3 a falta de un segundo. El partido, después de seis minutos de prórroga, se marchó a los penaltis. Ortiz mandó al palo el suyo, y la Liga se estirará hasta el martes en Torrejón. Hubo fiesta en el Palau, sobre todo para darle la despedida que merecía a su portero, Paco Sedano, que se emocionó a lo grande.

Sedano, madrileño de 38 años, es leyenda del fútbol sala. En el Barça, donde ha levantado 22 títulos, y en la Selección, con la que ha ganado el Mundial de China-Taipei (2004) y dos Europeos (2005 y 2016). Bajo palos ha sido un robot imparable. En la vida, un tipo entrañable. Se retira porque quiere estar junto a su pareja y su hija, de 12 años, que viven en Madrid. “Cuando llegué a Barcelona no era nadie y me trataron mejor que a Ronaldinho”, dijo hace unos días cuando anunció su marcha. El club retirará la camiseta con su dorsal 28 y la colgará de las paredes del viejo Palau. Sedano cree, sin embargo, que todavía tiene una parada por hacer. Movistar Inter ha ganado las últimas cuatro Ligas y es favorito para la quinta. El partido del martes apunta a épico.

0 Comentarios

Normas Mostrar