Humildad para volver a Primera

El Real Valladolid es una apisonadora en estos playoff de ascenso. No se recuerda un equipo tan contundente en los últimos años en los partidos de promoción. Y es que los pupilos de Sergio González han llegado como motos, meritazo, por cierto, del preparador físico del club, Fran Albert, lo que sumado a un muy mejorado balance defensivo y el martillo pilón que es el equipo en ataque, con la calidad de sus hombres arriba, hacen de este conjunto blanquivioleta un más que serio candidato al ascenso a Primera.

El mensaje general tras el partido era de humildad. Si el Valladolid pudo ganar 0-3 en Los Pajaritos por qué no lo va a poder hacer el conjunto soriano en Zorrilla el sábado. Y es que en este duelo regional nadie ha querido, ni querrá, faltar al respeto a los vecinos. No en vano, existe una muy buena sintonía entre los dos clubes, entre las dos aficiones, como se observó ayer en el minuto 11 cuando todo el estadio, pucelanos incluidos, reclamaron la autovía que debe unir Soria y Valladolid.

Sólo 90 minutos separan a los vallisoletanos de volver a la categoría que perdieron hace cuatro años. El Real Valladolid es el decimotercer equipo histórico del fútbol español y ya cuenta los días para volver al lugar al que pertenece, pero para ello deberá resolver el encuentro ante los sorianos del sábado, que será otra guerra porque ya se sabe que el Numancia nunca se rinde.

0 Comentarios

Mostrar