LaLiga Santander
Premier League
Bundesliga
Liga Belga
Brujas BRU

-

Standard SDL

-

KV Oostende OOS

-

KFCO Beerschot-Wilrijk KBW

-

Charleroi CHR

-

Gent GNT

-

Liga Turca
Belediyespor AKI

-

Göztepe GÖZ

-

Konyaspor KON

-

Kasimpasa KAS

-

Besiktas BES

-

Yeni Malatyaspor YEN

-

Liga Endesa ACB
Bilbao Basket BLB

-

BC Andorra AND

-

Burgos BUR

-

Joventut JOV

-

Real Betis BET

-

Gran Canaria CAN

-

Murcia MUR

-

Zaragoza ZAR

-

Liga Griega
Panionios PAN

-

Panathinaikos PNT

-

PAOK PAO

-

Xanthi XAN

-

Atromitos ATR

-

Platanias PLA

-

Kerkyra KER

-

Asteras Tripolis AST

-

Panetolikos PAN

-

Lamia FC LAM

-

PAS Giannina PAS

-

Larissa

-

Apollon Smyrnis APL

-

Olympiacos OLY

-

AEK Atenas AEK

-

Levadiakos FC LEV

-

NBA
FINALIZADO
Minnesota Timberwolves MIN

121

Houston Rockets HOU

105

Utah Jazz UTA

-

Oklahoma City Thunder OKC

-

Milwaukee Bucks MIL

-

Boston Celtics BOS

-

San Antonio Spurs SAS

-

Golden State Warriors GSW

-

Temas del día Más temas

¿Quién duda de Alonso?

¿Quién duda de Alonso?

Carrera espectacular en el GP de China. Entretenida, emocionante, con alternancia en cabeza y un vencedor inesperado. La aparición de un coche de seguridad discutible tuvo mucho que ver en la incertidumbre, quizá los nuevos promotores de la F1 apuestan por recursos al estilo ‘Made in USA’ para añadir interés cuando la cosa decae, habrá que observarlo... Dos protagonistas claros, en mi opinión, de una jornada intensa. Por un lado, el ganador Daniel Ricciardo con una solvencia en pista sustentada en su talento (fantástico en los adelantamientos) y en una estrategia acertada de Red Bull. Todo lo contrario que su compañero Verstappen, que confunde el arrojo con la imprudencia hasta crear situaciones críticas, como arruinar la carrera de Vettel, líder del Mundial. El holandés es buenísimo pero debe modular su agresividad.

El otro nombre propio de la jornada para mí es el de Fernando Alonso. Un animal de carreras, que va a más los domingos y es capaz de hacer cosas accesibles sólo para los más grandes. Lo de menos es que adelantara a un Ferrari dañado, su mérito reside en la capacidad de sacar petróleo de un McLaren que sigue lejos de los mejores, de no rendirse ante las dificultades y de sentirse capaz de hacer cosas que a los demás nos suenan a quimera. En su larga travesía lejos del éxito son muchos los que dudan de su capacidad, creo que actuaciones como la de China desmontan cualquier argumento en este sentido. Por eso el triunfo de un motor Renault abre la puerta a la esperanza, si Red Bull es capaz de hacerlo en McLaren no deberían buscar excusas para intentarlo también en el medio plazo.

0 Comentarios

Mostrar