Competición
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
Bundesliga
Liga Portuguesa

Madrid... ¡cuánto temblaste!

Madrid... ¡cuánto temblaste!

Uno pensaba haberlo visto todo tras el 3-0 del Roma. Pero no, el fútbol nos sigue sorprendiendo y por esa razón tanto nos vuelve locos. La actuación legendaria que la Juventus hizo en el Bernabéu ya queda para los libros de historia. Corazón, cabeza y un gran plan táctico de Allegri, que volvió al 4-3-3 apostando por Mandžukic y Matuidi, dos pesadas ausencias en la ida. El croata se jugaba su futuro de bianconero y se lo ganó con un rabioso doblete, tras haber marcado un solo gol en 2018.

Parecía todo escrito: nunca, en su casa, el Real Madrid había sufrido tanto en Europa, encontrándose con tres goles de desventaja. A los blancos se le veía perdidos, temblando, al borde del abismo. Ni le fue suficiente ver lo que pasó en el Olímpico para evitar que la avalancha bianconera le tumbase. Y Allegri estaba listo para la prórroga: tenía dos cambios a su disposición y cada gol que los suyos hubiesen marcado, valía el doble. Tenía el plan perfecto para completar la remontada. Aquel penalti lo arruinó todo: destrozar un partido tan perfecto con una pena máxima tan dudosa fue insoportable. Buffon lo sentía y, por eso, perdió los papeles. Lo más probable es que su carrera en la Champions se haya acabado con una tarjeta roja, como hizo su amigo Zizou en 2006. Un epílogo triste, injusto. Más que ‘molto longos’, 90 minutos en el Bernabéu son interminables.

0 Comentarios

Normas Mostrar