Competición
  • LaLiga 1,2,3
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
  • Liga Belga
  • Liga Rumana
  • Liga Turca
  • NBA
  • Liga Chilena
  • Liga Mexicana - Clausura
  • Liga Iberdrola
LaLiga 1,2,3
Premier League
Serie A
Bundesliga
Liga Portuguesa
Liga Belga
Royal Antwerp Royal Antwerp RAN

-

Brujas Brujas BRU

-

Charleroi Charleroi CHR

-

KFCO Beerschot-Wilrijk KFCO Beerschot-Wilrijk KBW

-

Liga Rumana
CSMS Iaçi CSMS Iaçi LAC

-

CS Concordia Chiajna CS Concordia Chiajna CHI

-

D. Bucarest D. Bucarest DBU

-

FC Botosani FC Botosani BOT

-

Liga Turca
Sivasspor Sivasspor

-

Besiktas Besiktas BES

-

NBA
Oklahoma City Thunder OKC

-

Portland Trail Blazers POR

-

FINALIZADO
Orlando Magic ORL

85

Toronto Raptors TOR

107

Liga Mexicana - Clausura
Liga Iberdrola
Espanyol Femenino Espanyol Femenino ESPF

-

Atlético de Madrid Femenino Atlético de Madrid Femenino ATMF

-

Valencia CF Femenino Valencia CF Femenino VALF

-

Levante UD Femenino Levante UD Femenino LEVF

-

Leganés: la rutina de la ambición

Leganés: la rutina de la ambición

Ambición. La palabra mola. Así escrita. Con su ‘A’ mayúscula e imponente. Con su tilde acentuando un final rimbombante. Como el chimpún de una canción. Como el último cañonazo de una salva. Ambición. Muchos la nombran. Normal. Es un recurso fácil cargado de buenas vibraciones. Pronunciarla es gratis. Practicarla, no. Hace no tantos años en el Leganés la citaban mucho, pero con resultados irregulares e imprecisos. Hasta que Garitano llegó a Butarque y la estiró para exprimir toda la esencia de su significado. De principio a fin. De la ‘A’ a la ‘N’. Sin descanso, pausa o duda. Sin parar. Ambición, ambición, ambición. Cada paso de su lustro pepinero ha sido caminado pensando en ella. Y cuando parecía que lo alcanzado era suficiente, volvía a emerger para querer más. Así se ascendió a Segunda, se alcanzó la gesta de Primera o se rozó, ya esta temporada, la final de la Copa del Rey. La bomba, oigan.

Pero Garitano, erre que erre, cabezón como pocos, vasco taciturno como tantos, insiste: ambición, ambición y ambición. Para ganar al Barça esta tarde. Y si no, para empatar. Y si no, para perder con orgullo. Y si no, ya se pensará en la siguiente parada queriendo otra machada más. Se lo exige a sí mismo, a sus futbolistas y a su club. Rutina de la ambición para seguir anhelando (y consiguiendo) lo imposible.

0 Comentarios

Normas Mostrar