LaLiga Santander
Copa del Rey
Liga Belga
FINALIZADO
Leuven LEU

3

Royal Excel Mouscron RMP

1

FINALIZADO
STVV STR

2

Eupen EUP

3

FINALIZADO
Waasland-Beveren WAS

0

Lierse SK LIE

1

FINALIZADO
Genk GNK

2

Anderlecht ADL

1

Liga Turca
FINALIZADO
Karabükspor KAR

1

Bursaspor BRS

4

FINALIZADO
Gençlerbirligi GEN

0

Osmanlispor OSM

3

FINALIZADO
Trabzonspor TBZ

0

Sivasspor

2

FINALIZADO
Alanyaspor ANY

2

Galatasaray GAL

3

Liga Endesa ACB
FINALIZADO
Tenerife TEN

83

Fuenlabrada FUE

75

FINALIZADO
Obradoiro OBR

112

Estudiantes EST

116

Liga Colombiana I
Liga Mexicana - Clausura
NBA
FINALIZADO
Indiana Pacers IND

92

Cleveland Cavaliers CLE

90

FINALIZADO
Washington Wizards WAS

122

Toronto Raptors TOR

103

FINALIZADO
Milwaukee Bucks MIL

116

Boston Celtics BOS

92

FINALIZADO
Miami Heat MIA

102

Philadelphia 76ers PHI

106

New Orleans Pelicans NOP

-

Portland Trail Blazers POR

-

Temas del día Más temas

El 2-1-4-1-2 y el repliegue del Madrid

El 2-1-4-1-2 y el repliegue del Madrid

El retroceso. Zidane no encuentra remedio a los problemas que el Madrid viene soportando durante toda la temporada en sus transiciones defensivas. El repliegue no funciona por el emplazamiento de los jugadores y lecturas tácticas equivocadas.

Ataque en estático. Cuando tiene la posesión en campo contrario, se suele organizar bajo un 2-1-4-1-2 (Varane y Nacho-Casemiro-Carvajal, Modric, Kroos y Marcelo-Isco-Bale y Cristiano), una postura arriesgada al colocar a los dos laterales a la altura de los interiores. Esta disposición le genera graves inconvenientes una vez pierde el balón y no logra recuperarlo de forma instantánea.

La secuencia. Al estar el Madrid estructurado en bloque alto y metido en terreno adversario, las grietas aparecen primero a la espalda de los interiores y Casemiro. Los rivales acomodan futbolistas en esas zonas para descomponer a los de Zidane por dentro e intentar después saltar por los costados.

Los carriles. Una vez librada esa primera presión del Madrid y aislado Casemiro, los espacios se abren a la espalda de los laterales como sucedió en los primeros goles del Barcelona y Celta (no retornó Marcelo) y Numancia (Marc Mateu ganó a Carvajal). Los centrales se ven amenazados por situaciones de uno para uno y por la caída a banda de los delanteros rivales (Bacca hará ese papel hoy). Una realidad que encaja a su vez con la idiosincrasia del Villarreal.

La actitud amarilla. La llegada de Calleja transformó el sistema a un 4-4-2 en rombo, equivalente al del Madrid, aunque el traspaso de Bakambu podría invitar al técnico amarillo a jugar con un 4-2-3-1 (o 4-3-3) en el Bernabéu. Su trayectoria induce a pensar que se asentará con un bloque medio y no ahogará la primera salida del Madrid. Su intención siempre es avanzar rápido tras robo.

La figura. El Villarreal tendrá cinco centrocampistas para lograr superioridades con ese 4-2-3-1. Con todo, los matices de cada dibujo no trastocan el rol de Fornals. Se alojará a los lados de Casemiro e integrará a Bacca con entregas directas (28 de sus pases en LaLiga acabaron en remate o gol).

Desde el medio. Manu Trigueros también destaca como lanzador intermedio. El centrocampista dota de profundidad al juego castellonense con envíos al espacio para Bacca y mezcla bien con Rodri, habituado con Calleja a actuar como pivote único.

0 Comentarios

Mostrar