Y seguimos con ilusión

SÍ, llegó el Real Madrid a Soria y llenó más si cabe de sentimiento numantino a la ciudad. Sí, marcó en Los Pajaritos hasta tres goles y encarriló la eliminatoria. Pero lo que no logró es que los aficionados salieran abatidos del estadio. Dijo el presidente Francisco Rubio al comienzo de la temporada de la Liga 123 que “nos podrán ganar en presupuesto, nos podrán ganar en el campo deportivamente, pero jamás nos ganarán en ilusión”. Eso es el espíritu que ha vivido Soria.

Precisamente se acaba de cumplir el 2150 aniversario de la caída de Numancia al cerco de la República de Roma. De nuevo en la Castilla Vieja se rememora una efeméride como derrota (léase Villalar), pero lo que se pretende es recordar que durante 30 años una aldea de la meseta de la Hispania Interior aguantó las embestidas bélicas. Queda el partido del Bernabéu. Será otra fiesta para los aficionados de Soria. Y ¿quién sabe?. Al igual que Roy Batty en Blade Runner “he visto cosas que vosotros no creeríais”. He visto al Numancia lograr tres goles en su templo. Por ello, seguiremos desbordando ilusión.