Coutinho: segunda temporada

Coutinho: segunda temporada

La segunda temporada del culebrón del verano se reestrena en Navidad con los mismos protagonistas: El Barça, Coutinho y el Liverpool. Ha habido bajas respecto a la primera temporada, como la de Raúl Sanllehí, director de fútbol del Barça y que tuvo mucho 'acting' en julio y agosto y otros personajes, como el sobreactuado Klopp, que han visto como en tres meses su importancia en el guión iba descendiendo.

Por si acaso, les recuerdo como acabó la primera temporada, que con esto de las series pasa a menudo que las sigues religiosamente capítulo a capítulo, pero cuando llega la continuación ya no saben quien es quien. Dejamos la trama con el brasileño enfadado y quedándose a disgusto en el Liverpool (pero pidiendo perdón) después de tener una misteriosa baja laboral que le impedía entrenarse con los ingleses pero no jugar con Brasil. El entrenador del Liverpool pareció salir ganador de esa temporada, pero luego los resultados del equipo vienen a demostrar que los planes no salen siempre como uno espera. En los giros de guión inesperados está siempre el éxito de las grandes tramas.

Por su parte, el Barça llegó al último capítulo de la temporada haciéndose el ofendido por el precio que le pedían los ingleses y diciendo que el fútbol se había vuelto loco por culpa de Neymar y un jeque de tierras remotas. Obviaban los responsables blaugrana que habían pagado 105 millones por Dembélé, una prometedora estrella invitada con caché de galán que, en otro giro trágico giro de guión, se lesionó cuando aún no llevaba media escena ni había besado a la chica.

Así que ahora volvemos a lo de agosto, pero en vez de rodarse los exteriores en camiseta y pantalón corto, los actores llevarán bufanda. No parece que vaya a haber mucho cambio en la trama. El alemán sobreactuado seguirá intentando robar plano, los ingleses pedirá mucho dinero y los del Barça se harán los ofendidos. Y los que lo contamos, esperaremos, como en la primera temporada, el desenlace en el último segundo. Pónganse cómodos.

0 Comentarios

Normas Mostrar