LaLiga, la mejor del mundo también en los despachos

En los discretos y oscuros pasillos del submundo que rodea al fútbol también triunfa LaLiga. No sólo los mejores jugadores del mundo militan aquí; los mejores gestores, aquellos que convierten su perspicacia en talento, o en dinero, igualmente están entre nosotros. Algunos lo estaban, en realidad, porque desde Europa han empezado a ficharlos a ellos en vez de a los futbolistas. Monchi ha aterrizado en Roma después de hacer millonario al Sevilla. Antonio Cordón se acaba de ir de un Mónaco campeón gracias a sus fichajes. Eduardo Maciá teje y maneje en el Leicester. Víctor Orta en el Leeds...

Sin duda una generación de gente de fútbol que marcó el camino en España. La época de crisis afiló su talento para encontrar jugadores buenos y baratos. Eso nos diferencia de Inglaterra, principalmente. Tener mejores equipos invirtiendo considerablemente menos refuerza la tesis de que el buen trabajo se hace aquí. Por supuesto sin olvidar la labor silenciosa y puntual de los responsables de la cantera, los otros encargados de que nuestros clubes no necesiten ir tanto al mercado. Sobra talento en España, no hay duda. En el césped, sí, pero también en los despachos.