Tour Francia
Millau - Carcassonne
Corredor Tiempo
Grupo de cabeza ...
Grupo perseguidor +02:37
Grupo perseguidor +02:37
Liga Rumana
Viitorul VTR

-

FC Dunarea Calarasi DCA

-

D. Bucarest DBU

-

FC Voluntari VOL

-

International Champions Cup
Liverpool LIV

-

B. Dortmund BDO

-

Liga Uruguaya - Clausura
Rampla Juniors RAM

-

Atlético Fénix FEN

-

Club Atlético Atenas CLA

-

Defensor Sporting DEF

-

Danubio DAN

-

Progreso

-

El Tanque Sisley TAN

-

Montevideo Wanderers FC MOW

-

Liga Venezolana - Clausura
Estudiantes de Caracas ECA

-

Monagas MON

-

Caracas Fútbol Club CAR

-

Trujillanos TRU

-

Atlético Venezuela VEN

-

Deportivo Lara GLA

-

Estudiantes de Mérida ETM

-

Carabobo Fútbol Club CAR

-

Mineros de Guayana MIN

-

Deportivo Anzoátegui ANZ

-

Academia Puerto Cabello APC

-

Metropolitanos MET

-

ATP Bastad
EN JUEGO
Richard Gasquet Richard Gasquet
Fabio Fognini Fabio Fognini
ATP Umag
Guido Pella Guido Pella
-
Marco Cecchinato Marco Cecchinato
-
ATP Newport
Steve Johnson Steve Johnson
-
Ramkumar Ramanathan Ramkumar Ramanathan
-
WTA Gstaad
FINALIZADO
Alize Cornet COR
6 7
Mandy Minella MIN
4 6
WTA Bucarest
Anastasija Sevastova SEV
-
Petra Martic MAR
-

Paulinho, contra corriente desde el inicio

Paulinho, contra corriente desde el inicio

El Camp Nou es extremadamente caprichoso e indescifrable con sus jugadores. Hay futbolistas que, hagan lo que hagan, caen en gracia desde un inicio. El sueco Henrik Larsson es un buen ejemplo. Siempre tuvo el beneplácito de la grada. En cambio, otros, a menudo de la cantera, han de ganarse el beneplácito de la grada, que sospecha de ellos por defecto. Le pasó a Xavi, a Gabri, a Valdés en sus inicios y también a figuras consagradas como Koeman. Todos ellos fueron juzgados severamente desde su primer partido, pero el caso de Paulinho supera los precedentes. A Paulinho le están acribillando antes de llegar.

Podemos coincidir que pagar 40 millones por un jugador que hace tres meses costaba exactamente 40 millones no es una negociación para enmarcar. Que tenga 29 años y que juegue en China tampoco ayuda. Pero no deja de ser un futbolista fijo en la selección brasileña y ofrece un perfil que el Barcelona había perdido desde que se marchó Keita (a China, precisamente), un jugador que era un especialista en cierto tipo de partidos que requerían más percusión que cuerda.

Lo va a tener difícil el brasileño, que va a tener que remar contra corriente siendo víctima de una planificación deportiva en la que él nada tiene que ver. Corre el riesgo Paulinho de recibir en su persona unas críticas que apuntan mucho más alto y eso, antes de verle jugar es muy injusto.

0 Comentarios

Mostrar