El Madrid enmendó su desatino

El Madrid enmendó su desatino

45 minutos. La cabeza de Sergio Ramos no disimula la peor primera parte del Madrid del curso. Se vio un equipo larguísimo, sin movilidad y poco aplicado en la presión. El Nápoles se ganó el derecho de soñar: 11 remates.

Zonas interiores. La escasa ayuda de Bale y la errante situación de Modric originó un vacío en el perfil izquierdo ante el que Casemiro no podía hacer de cortafuegos. Hamsik se adueñó de la escena.

El cambio. El conjunto de Zidane corrigió su posición tras el descanso y empujó a los de Sarri hacia su campo. Sumó ocho recuperaciones y cinco intercepciones más y ganó el 65% de sus duelos individuales.

Balón parado. Otra vez Sergio Ramos compareció como salvador. Seis goles del Madrid de esta temporada se han generado de una jugada de estrategia entre Kroos y el central. Resulta indefendible para los rivales.

Liberados

Nadie encimó a Koulibaly e Insigne y Hamsik no tenían marca fijada. Bale y Modric no miraron atrás. Un simple pase desubicó al Madrid en  el 1-0.

Mayor cautela

Las vigilancias sobre los jugadores del Nápoles se extremaron en la reanudación. Hamsik perdió el balón en la acción que derivó en el córner del 1-1.

0 Comentarios

Normas Mostrar