Estás leyendo

Un chaval muy majo

Un chaval muy majo

Roger Walkowiak era un fuera de serie, igual que Ferdi Kubler. Se nos han ido los dos en poco tiempo. A Walko le recuerdo como un chaval muy majo, simpático, muy noble... Coincidí mucho con él, porque después de aquel Tour de 1956 corrimos muchos criteriums juntos. La última vez que le vi fue en los Campos Elíseos en 2003, en el Tour del Centenario, cuando nos juntaron a todos los campeones. En ese mismo encuentro pedí a Armstrong que me firmara un libro para un enfermo de cáncer y me rechazó. Esa es la diferencia entre un campeón soberbio y gente buena como Walkowiak y Kubler. Su adiós debe servir a los más jóvenes como ejemplo de combatividad.

Walkowiak tuvo la suerte de entrar en dos escapadas, por eso ganó aquel Tour. Yo en la segunda etapa llevaba casi una hora perdida, pero luego pude remontar hasta la cuarta posición. Con su muerte y la de Kubler, ya soy el ganador más viejo del Tour. Bueno... Como dice Perico Delgado: “Te vas a cargar a todos”.

0 Comentarios

Para poder comentar debes estar Registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?

También te puede interesar