Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Copa Libertadores
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
Liga Endesa ACB
Montakit Fuenlabrada FUE

-

Joventut Badalona JOV

-

Unicaja MAL

-

Retabet Bilbao BLB

-

Monbus Obradoiro OBR

-

Morabanc Andorra AND

-

Casademont Zaragoza ZAR

-

Baxi Manresa MAN

-

Serie A
Torino Torino TOR

-

Inter Inter INT

-

Copa Libertadores
Liga Holandesa
Utrecht Utrecht UTR

-

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

-

Ajax Ajax AA

-

Heracles Heracles HCL

-

Zwolle Zwolle ZWO

-

Fortuna Sittard Fortuna Sittard FSI

-

ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

-

Willem II Willem II WII

-

La exigencia de Mou a Modric y el elogio de Sampaoli a Messi

El resumen de la undécima jornada de La Liga Santander nos ha dejado algunas historias curiosas con destacados protagonistas: Modric, Messi, Jonathan Viera, David Barral, Vesga...

Modric, Mourinho y una exigencia

Objeto siempre de debate, el legado de Mourinho en el Madrid puede presumir de hacer posible el fichaje de Luka Modric. El técnico portugués, perfecto conocedor de las cualidades del croata, avaló su nombre en los despachos madridistas. No tuvo un inicio cómodo. Vino como mediapunta, con Özil y Kaká en la plantilla y el doble pivote Xabi Alonso-Khedira inamovible. Modric destacaba en el Tottenham, como ahora, por su perfil técnico. Un futbolista extraordinario ante defensas cerradas. Sin embargo, la exigencia de Mourinho era otra. No sólo quería ver a un jugador de buen pie, le reclamaba además despliegue físico. Le costó a Modric dar un paso adelante en ese aspecto del juego, pero cuando lo hizo ya fue insustituible para el entrenador portugués y para el resto de técnicos que llegaron al banquillo madridista.

Sampaoli, rendido a Messi

Sampaoli lo intuía desde la lejanía. “La FIFA debe intervenir. La amistad entre Leo, Neymar y Suárez es de lo peor que le ha pasado al fútbol. Leo, solo, gana un partido; si además potencia a Suárez y a Neymar, eso no vale. Deben prohibirlo”. La frase, un pequeño extracto de la entrevista que dio a El País el pasado mes de enero, revela el grado de admiración que profesa el argentino hacia el tridente del Barcelona. Otro titular de Sampaoli, éste de una charla con Goal.com, deja constancia de su rendición total a Messi: “El que no le reconozca como mejor jugador es un necio”. Sampaoli respira hasta nuevos enfrentamientos.

Los penaltis de ‘Romario’ Jonathan Viera

A Jonathan Viera le llamaban de pequeño Romario. Algunos de sus amigos de infancia todavía le siguen apodando así. El origen se debe a su apariencia física, con ese moreno de piel y baja estatura, y a su genialidad técnica cuando despuntaba en el fútbol canario actuando de delantero. Un jugador de inmensos regates y de último pase que asume la responsabilidad en los instantes de máxima tensión. Lo hizo ante el Eibar, encargado de transformar el penalti cometido sobre Roque Mesa en el último suspiro del partido. Es su octavo gol en la Liga desde los once metros. Sólo ha fallado dos penas máximas en Primera. Se le puede definir como un experto lanzador de penaltis. “El truco es estar tranquilo”, señala. No olvida la ejecución errónea de dos penaltis en un mismo encuentro durante su etapa de juvenil. Aprender desde el fallo.

El penalti de Viera ante el Eibar.

Los tres dedos de Guidetti

El hombre de la semana en Vigo. Guidetti ajustició al Valencia con un cabezazo picado tras una acción de estrategia bien perfilada por el Celta. También acaparó una importante cuota de protagonismo en el partido de Europa League contra el Ajax. El delantero sueco marcó el primer gol celtiña y desafió al público del Ámsterdam Arena llevándose sus manos a las orejas. Era la réplica a los cánticos que emergían desde la grada. Después levantó tres dedos recordando el ‘hat-trick’ que firmó con el Feyenoord en un clásico holandés de 2012. “Siempre seré del Feyenoord”, se reafirmó en zona mixta. Los gestos extrañaron a la afición del Celta, más si cabe al ir perdiendo 3-0 en el momento en el que se produjeron. Tenía su explicación.

La garra de Barral y López Caro

"Aunque juegue menos que el tercer portero de Oliver y Benji no pierdo la sonrisa, jejeje", bromeaba Barral en su perfil de Twitter hace dos semanas. Es célebre su fama de guasón al igual que también es notorio su carácter en el terreno de juego. Una exhibición más del gen de luchador que le distingue rescató un punto para el Granada ante el Deportivo. Lo lleva en la sangre, aunque López Caro también le ayudó en ello. El extécnico del Madrid fue una figura relevante en el crecimiento del delantero gaditano. “Me enseñó la intensidad y la agresividad en el campo. Estaré agradecido toda mi vida”, reconoce Barral.

Mikel Vesga da la razón a Valverde

Dicen en Lezama que tiene una zurda de oro. Mikel Vesga debutó como titular (ya tuvo minutos en las dos primeras jornadas) con el Athletic en Cornellá. Demostró un buen tono en un partido de escaso brillo general. El jugador de Vitoria, que aterrizó en el Athletic en 2014 después de una abrupta salida del Alavés al no querer aceptar la oferta de renovación, cuenta con el respaldo de la dirección deportiva bilbaína y de Ernesto Valverde. Vesga pudo salir en pretemporada. Las ofertas de clubes de la Liga 1|2|3| fueron múltiples, pero el técnico del Athletic cerró el paso a su marcha. Prefirió que se desarrollara bajo sus órdenes a pesar de saber que no tendría los minutos que otros equipos le podían prometer. El rendimiento de Vesga ante el Espanyol apoya la decisión de Valverde.

Vesga, titular en Cornellá.

Asenjo, portero de cámara de Marcelino

Mucho le debe el Villarreal a Marcelino, uno de los constructores de los últimos éxitos amarillos. Desde la distancia seguro que el técnico asturiano aprueba con satisfacción la evolución de Sergio Asenjo. El portero, que regresa a una convocatoria de la Selección, volvió a dejar su portería a cero ante el Betis y es el Zamora de la Liga. Marcelino sobresale como una de las personas que más han confiado en él. Es su portero de cámara. Cuando llegó al Zaragoza con el objetivo del ascenso (lo logró) en 2008, pidió en reiteradas ocasiones el fichaje de un guardameta que empezaba a deslumbrar en el Valladolid. El club maño estuvo a un paso de pagar la cláusula de 5,5 millones de euros, aunque finalmente no se cerró el acuerdo al no querer el club pucelano envolver la operación como un traspaso (el Zaragoza se ahorraba el 16% de IVA bajo esa fórmula). En el Villarreal sí logró que se le ficharan a Asenjo.

Las ‘tajadas’ de la tía de Christian Santos

Nacido en Venezuela e internacional con la ‘Vinotinto’, Christian Santos, goleador del Alavés frente a Osasuna, pasó casi toda su infancia en Alemania. Su familia se mudó al país germano por razones de trabajo de su padre cuando él tenía seis años. En Lippstadt, ciudad originaria de Karl-Heinz Rummenigge, creció añorando las ‘tajadas’ (típico plato de Venezuela consistente en plátanos fritos) que le hacía su tía.

Christian Santos sometió a Osasuna.

Ontiveros, otro joya de Manel Casanova

Todavía se frotan los ojos en La Rosaleda con la actuación de Ontiveros ante el Sporting. El de Marbella desequilibró el partido con su capacidad de desborde y buen tino en el centro. Futbolista de alta calidad con un futuro esperanzador. El Málaga le fichó para sus categorías inferiores tras salir del Betis por un episodio de indisciplina. Manel Casanova, director de la cantera malacitana, no dudó en apostar por él. Hay que elogiar el trabajo de Casanova y su gente ponderado por el lucimiento de varios nombres propios: Fornals, Darder, Olinga, En-Nesyri...

El calvario olvidado de Raúl Navas

Sonríen en Anoeta con una Real Sociedad de enorme mérito en este inicio de temporada. Plena felicidad en un conjunto que ha recuperado para la causa a Raúl Navas. El central sevillano, fichado hace dos temporada por el club txuri-urdin, no había podido debutar hasta este curso. Fue cedido al Eibar el primer año y en el segundo padeció una lesión de pubis. “Me ha hecho más fuerte psicológicamente”, repite con insistencia. Es un jugador que ha madurado a base de golpes. Criado en la cantera del Sevilla, pasó también por los filiales de Valladolid y Celta. Estuvo a un paso de dejar el fútbol. La élite se alejaba y no encontraba el entusiasmo necesario para seguir. Hasta que el Eibar se fijó en las condiciones de un defensa de raza, con un juego aéreo notable y de cuya profesionalidad no se podía dudar. Le reclutó para su proyecto de Segunda B y juntos sellaron dos ascensos consecutivos. Una carrera de primera.