Josu Urrutia es el mejor... o tal vez lo fue algún día

Josu Urrutia es el mejor. No ha habido otro presidente más pulcro, menos vendido al poder de la Prensa, a la que, visto ahora, solo ha apreciado cuando era candidato. Josu Urrutia es el mejor. Él sabe perfectamente quién puede jugar en el Athletic por filosofía. Marco Asensio no, aunque su padre sea vizcaíno. Los riojanos sí, porque heredó una infraestructura en Oyón de Macua y lejos de mirar a Tafalla y Lodosa, se escarba en Logroño. De allí, del Comillas, ha venido el colombiano, de Medellín, Deiby Ochoa (Otxoa en la web para que duela menos). Y él, junto a Andrinua y Palacios-Huerta, dos de sus ocho directivos presentes ayer en San Mamés que dicen amén a todo, han supervisado su fichaje y el del segundo de los hermanos Esteban, otro del Comillas. 

 Josu Urrutia era el mejor. Cuando hacía caso a la gente calmada, sesuda, no al agitador que tiene a su lado. No quería ser presidente y ahora debería quedarse para siempre, ya que el Athletic sin él no es tal como debe. Mira Josu, has estado en los altares rojiblancos, primero como león, después como presidente. Has hecho muchas cosas rectas en Ibaigane, fantásticas en fichajes de entrenadores y futbolistas, pero cada vez gustas menos. Miedo da tu yoísmo cuando las cosas van rodadas. Imaginarte en crisis da vértigo. Aprende del talante de Valverde, de Ziganda... Reflexiona en el avión, sin la molesta prensa cerca.