Estás leyendo

El día que El Tarangu ganó con una pierna

El día que El Tarangu ganó con una pierna

Todavía se recuerda como uno de los grandes días del deporte asturiano: el 6 de mayo de 1974. José Manuel Fuente Lavandera (30-9-1945, Limanes; 18-7-1996, Oviedo), más conocido por el apodo familiar de El Tarangu, no iba a correr la Vuelta a España ese año, pero pidió entrar en la alineación del KAS cuando supo que pasaba por su tierra. De hecho, todo su afán durante la primera parte de la carrera fue coger el maillot amarillo para llegar líder a Asturias, a esa 13ª etapa entre León y el Naranco, que se estrenaba como meta de la ronda

Como en sus mejores sueños, Fuente comenzó la subida en solitario de amarillo, ante un público numeroso y eufórico, que le aupó con sus ánimos a la victoria con 50 segundos sobre Miguel María Lasa. Por detrás, la situación era bien diferente para su gran rival, Luis Ocaña, a quien los aficionados insultaban y hasta escupían. Al Tarangu no le gustó esta actitud y, al día siguiente, buscó al ciclista del Bic para darle un abrazo.

Fuente cruzó la meta con la pierna izquierda levantada. El gesto tuvo varias interpretaciones. Se dijo que el mensaje del Tarangu iba dirigido a sus rivales: “He ganado con una sola pierna”. Pero el asturiano explicó después que era una muestra de agradecimiento al doctor Capdevila, un cirujano vascular que en noviembre le había operado de unas varices que le producían calambres. Fuente acabaría ganando su segunda Vuelta, no sin agonía: con 11 segundos sobre Agostinho.

0 Comentarios

Para poder comentar debes estar Registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?

También te puede interesar