Competición
  • Champions League
  • LaLiga SmartBank
  • Copa Argentina
Copa Argentina
Talleres Talleres TLL

-

Banfield Banfield BNF

-

El póster de Griezmann, Ter Stegen y el miedo de Marcelino

El póster de Griezmann, Ter Stegen y el miedo de Marcelino

El póster de Griezmann

Con su gol al Celta, Griezmann iguala su mejor registro realizador en Liga (22 tantos). Martín Lasarte presume de su hallazgo en la Real Sociedad. El técnico charrúa apadrinó su incorporación desde el filial al primer equipo. Cuenta siempre una anécdota sobre el galo: “En principio subíamos a Bingen (ahora sin equipo), pero se lesionó y llegó Griezmann. Nunca más le pudimos bajar. Aquel verano de la 2009-10 ya sabía que jugaría con nosotros toda la temporada. Se iba a hacer el típico póster con los integrantes de la plantilla. Desde el club dijeron que Griezmann no debía aparecer al no ser profesional. Yo no entendía aquello. ¡Si iba a ser el crack de la Real!”.

Suena el teléfono de Ter Stegen

Regularmente, Ter Stegen recibe una llamada desde Mönchengladbach. Es Uwe Kamps, el entrenador de porteros del Borussia y hombre muy influyente en la carrera del cancerbero del Barcelona. El alemán tuvo que jugar la 'final' de Granada por la lesión de Bravo. Kamps está muy atento a cada actuación suya. Analiza los partidos y le hace ver los defectos a pulir. Es su consejero personal. “Concede mucha importancia a mi opinión”, reconoció Kamps en una entrevista con ‘Der Tagesspiegel’.

La lección que aprendió Manuel Pablo

Todavía no es oficial, pero parece que esta campaña será la última de Manuel Pablo. Atrás queda el castigo que le impusieron nada más debutar con Las Palmas. Se había estrenado contra el Avilés el 18 de septiembre de 1994, desempeñándose como lateral izquierdo. Marco Antonio Boronat era el técnico amarillo. Entonces, tal y como relató Manuel Pablo en ‘El País’, sucedió un hecho que le ilustró de por vida: “Al poco tiempo de estar en el equipo me pegan un bocadillo en el muslo un viernes. Al día siguiente me pregunta Boronat si estoy para jugar y le digo que me duele bastante. No viajo, pero su ayudante, que entrenaba al filial, me dice que me voy a ir con él. Juego en el Las Palmas-Atlético y además marco un gol y el lunes al llegar al entrenamiento Boronat me manda con el filial veinte días. Fue un castigo que me vino fenomenal porque aprendí que para salir de un campo tenía que hacerlo en camilla”. Una penitencia de carácter pedagógico.

El miedo de Marcelino

Mucho se habló la semana pasada sobre las declaraciones de Marcelino. “No quiero que baje el Sporting”, señaló. Más allá de la idoneidad o el momento elegido, al jugar el Villarreal en El Molinón, la afirmación pone de relieve el sentimiento que profesa el técnico asturiano a su Sporting. "Se me puede llamar miedoso o cagón, pero es la realidad. No fui al Sporting por miedo al fracaso. Tuve miedo a que en ese momento no salvara la situación y que luego, cuando paseara por la calle, dijeran: 'Ese es Marcelino, el que nos bajó a Segunda División'", sostuvo el de Villaviciosa cuando rechazó la llamada del Sporting en 2011 y sí aceptó, en cambio, la proposición del Racing.

Tremoulinas, el futbolista galo y Monchi

De franceses anda el juego. Gameiro ilustra con razón la inclinación de Monchi. El director deportivo del Sevilla mira con buenos ojos al futbolista galo. "Ofrece prestaciones a un precio razonable", esgrime. El Sevilla cuenta en la actual plantilla con Rami, Kolodziejczak, N'Zonzi, Gameiro y Trémoulinas (Kakuta voló a China en el mercado de invierno). Emery bendice esta política de incorporaciones y no desmiente la envergadura de la ausencia de Benoit Trémoulinas en este final de temporada. El lateral zurdo fue una apuesta directa de Monchi, que le seguía desde su etapa en el Girondins. En sus inicios, aprendió de Bonnissel, aquel defensa del Deportivo entre 1996 y 1999, aunque nunca perdió de vista a Lizarazu.

La cantera del Valencia sí funciona

El sonido de descontento de Mestalla no se dejó de escuchar ni en la última jornada. El Valencia cerró con una nueva derrota una temporada poco decorosa. Sólo la irrupción del canterano Sito, el séptimo que debutó en este curso (Lato, Ibán Salvador, Villalba, Zahibo, Diallo y Rafa Mir fueron los otros), trajo cierto grado de paz a la afición valencianista. Algo se está haciendo bien en las categorías inferiores che. Un dato así lo constata: únicamente siete equipos de Europa tienen repartidos más jugadores de su cantera por las grandes ligas (Barcelona, Lyon, Real Madrid, Manchester United, Rennes, PSG y Mónaco). Del Valencia son 18 futbolistas, con Silva e Isco en la punta de lanza.

Jorge Molina y la pareja que se separa

El Villamarín, que condenó al Getafe al pozo de la Segunda, despidió con honores a Jorge Molina. Seis años en el Betis y 77 goles. Su salida rompe el binomio incomparable que ha formado con Rubén Castro. Ambos reconocen su amistad fuera del campo y el vínculo especial que conservarán para siempre. Incluso al delantero canario se le ha visto dolido por su marcha.

La afición del Rayo

Comenzamos este blog allá por noviembre comparando algunos datos entre Getafe y Rayo Vallecano. Fue a raíz de una frase de Sarabia en la que concedía al equipo azulón la etiqueta del tercer equipo de Madrid. Decíamos que el promedio de aficionados que acudían a Vallecas rondaba el 75% del aforo total del estadio (la octava media de ocupación de Primera) y en el Coliseum sólo alcanzaba el 31% (el peor de toda la Liga). Sin embargo, ambos clubes no pueden tener queja del apoyo que han recibido de sus aficiones en este final de temporada. El Rayo, que pone fin a su ciclo más largo en Primera (cinco temporadas seguidas), menos todavía. La parroquia vallecana agotó el papel contra el Levante, reclamó a sus jugadores que volviesen al campo tras el partido y ovacionaron a Juanfran cuando se retiró entre lágrimas.

El padre de Charles y Pelé

138 goles de Charles en el fútbol español. Una cifra fabulosa. El delantero del Málaga tiene genes futboleros. Su padre jugó en el Santos, también en el Paysandú, club en el que ahora es entrenador de las categorías inferiores. Tuvo la suerte de compartir vestuario y terreno de juego con Pelé. “Decían que era bastante bueno, pero yo no me acuerdo. He visto muchas fotos suyas”, rememora el jugador brasileño.

Rober Correa, apuesta de Lardín

No ha jugado todo lo que esperaba, pero en Cornellá siguen confiando en las prestaciones que puede ofrecer. Rober Correa ha demostrado las condiciones que posee en su primer año como futbolista profesional. Llegó al Espanyol tras quedar libre en el Rayo Vallecano. Jordi Lardín, coordinador del fútbol base perico, fue su principal valedor. Le gustó su actitud, su idea del juego y de sus propias posibilidades. Correa es un jugador que conoce a la perfección sus limitaciones.

0 Comentarios

Normas Mostrar