Plaza mayor

Plaza mayor

Be water my friend

Sensible al resultado electoral, el Real Madrid ya no invitará al palco a banqueros, constructores, consejeros, conseguidores y exministros. Su lugar será ocupado por ecologistas, cantautores y vegetarianos en general. También cambiará el cátering, que sustituirá el jamón de pata negra por el apio de tallo blanco. Florentino recibirá a los invitados con chaleco Monedero, vaqueros Rock, playeras Keds y gafas Lennon.

El otro Iglesias

Iglesias Villanueva, árbitro gallego del Real Madrid-Rayo, fue visto la pasada semana en la Costa da Morte disfrazado de Darth Vader. Todavía no se sabe si es aficionado a la saga Star Wars, a la pesca del percebe o si preparaba el partido del Bernabéu. Ya sobre el campo, Iglesias pudo confundir a los madridistas con los soldados imperiales (merengues ambos) y a Baena con Obi-wan Kenobi.

El 10-2

Algo está claro: el Real Madrid ganaría de calle la liga sueca y el campeonato republicano del Valle del Kas. Así lo indican las goleadas frente al Malmoe (8-0) y el Rayo (10-2), dos opulentas victorias que permiten cuadrar los números de Benítez: no hay equipo que dispare tanto, especialmente cuando en el horizonte aparecen Bambi y Tambor.

Zorba Jémez

Se podrá discutir la filosofía futbolística de Paco Jémez (el ‘paquicidio’), pero nadie luce mejor los trajes, los gorros de comando y las goleadas estruendosas. Lo dijo Zorba el Griego: “Ya que estamos abocados al desastre, debemos procurar que el desastre sea esplendoroso”. Si a Paco no le ficha un grande debería contratarlo Tsipras.

Psico Tour

El Madrid marcó diez goles pero el Bernabéu no fue feliz. Entre celebración y celebración, se escucharon abucheos, pitos y gritos contra el presidente. Ahora mismo no hay mejor lugar para hacer psicofonías, invocaciones y sacrificar corderos. Atento a esta deriva, el departamento de márketing pondrá el marcha el Psico Tour: ‘Pase una noche sentado en la butaca de Florentino o en la silla de Benítez’. Si se atreve.

Messi y la piedra

Messi es el primer ser humano (androide o hobbit) que gana un Mundialito cuatro días después de sufrir un cólico nefrítico. Lo lógico es que ayer hubiera paseado por un parque y almorzado una sopa de estrellas. Pues bien: el muchacho se paseó ante el River y se merendó a sus animosos compatriotas, gol incluido. Por cierto, la piedra que miccionó será exhibida en el Museo del Barça junto a las gafas de Gracia Redondo.

Barçalandia

Se calcula que el Real Madrid no venderá una camiseta en Japón hasta dentro de 90 años (quizá cien, allí son longevos), cuando ya no queden testigos de la exhibición del Barcelona en Yokohama. En Argentina, el club blanco mantendrá su mercado en los alrededores del Monumental de River y entre los parientes de Valdano en Las Parejas.

El relevo

Ancelotti llegó al Madrid tras Mourinho y se presentará en el Bayern después de Guardiola. Si en el primer caso tuvo que limpiar el banquillo de malos espíritus, ahora tendrá que liberarlo de los perfumes que lo impregnan: jazmines, jacintos y calçots. En cuanto lo consiga y se vista de bávaro, Múnich será feliz.

0 Comentarios

Normas Mostrar