Que alguien ponga de acuerdo a McLaren Honda

Los resultados de McLaren Honda no invitan al optimismo. Sus argumentos tampoco. No sólo es decepcionante el rendimiento de un coche catastrófico, es que además las explicaciones procedentes del equipo, desde sus responsables a sus pilotos pasando por sus técnicos, son muy poco convincentes. Y eso es casi peor porque debemos creer en su evolución como en un dogma de fe, sin demasiados datos concretos y con muchas incertidumbres. Además, se producen contradicciones entre unos y otros, creando nuevas dudas en torno a este proyecto. Mientras que Alonso dice que la temporada está perdida para ellos, que se antoja como lo más evidente, el responsable de Honda con nombre de cascos, Arai, deja caer que quizá en la segunda mitad del año estén con los mejores. Algo no cuadra, me parece a mí...

Si realmente en Honda piensan que antes de acabar el Mundial pueden plantar batalla a los equipos de la parte alta, quizá Alonso no debería mostrarse tan tremendista. Viendo cómo van las cosas, pensar en un podio sería algo inesperado, casi milagroso y da la impresión de que es lo que vende Arai al referirse a los resultados del esfuerzo de sus técnicos. Por el contrario, si es cierto lo que el asturiano pronostica, las declaraciones del japonés suenan un poco a tomadura de pelo. Para vender esperanza hay que envolverla en un bonito papel de regalo y creo que en este caso no se está haciendo. Más bien al contrario: cada domingo de carreras la desilusión generalizada es un poco mayor. Si piden paciencia y confianza también deberían ganárselas con un discurso más coherente.