El Villarreal y el amor por el fútbol

El Villarreal y el amor por el fútbol

El Villarreal es obra del trabajo bien hecho. Es un milagro futbolístico que una localidad de 50.000 habitantes tenga un equipo puntero en Primera con 19.000 abonados. Pero viviendo un día con la gente del Villarreal, visitando la ciudad deportiva (¡va a tener dos!) y recorriendo hasta el último rincón de El Madrigal se comprende por qué este club triunfa en el fútbol europeo: por su amor por el fútbol. Es el milagro de un presidente que soñó hacer un gran equipo de fútbol y lo ha conseguido. El Villarreal es el sueño cumplido de Fernando Roig, que fue comprando casa a casa para construir la tribuna, y, con ayuda de José Manuel Llaneza, un hombre bueno de fútbol que sabe de fútbol, construyó un equipazo que ha superado contratiempos y flirtea de nuevo con la élite del fútbol europeo, a la vez que ayuda a otros deportes.

El día a día de la gestión del club lo lleva Fernando Roig Jr., el consejero delegado, un alumno aventajado que ya puede impartir un máster con el mismo sentido común y el mismo amor por el fútbol que su padre. El crecimiento del Villarreal es imparable. Se merece jugar su primera final de Copa. Y ganarla.

0 Comentarios

Normas Mostrar